El Concello de A Coruña apunta a Emalcsa para financiar su política social

stop

El pleno aprueba una moción del PSdeG que propone cubrir con los beneficios de la empresa pública los recibos de familias sin recursos; Marea Atlántica valora que esos fondos se destinen a la renta social, aunque advierte que todo queda a la espera de los presupuestos

Silvia Longueira, edil del PSdeG, y Xulio Ferreiro

en A Coruña, 07 de octubre de 2015 (04:37 CET)

La empresa pública de aguas de A Coruña, Emalcsa, ha pasado de provocar polémica por el elevado sueldo de su director, a presentarse como una solución a los fondos que necesita el nuevo equipo de gobierno para las medidas sociales que pretende llevar a cabo. La compañía genera beneficios año tras año. En 2014, cerró ejercicio con unas ganancias de 4,4 millones. En el anterior, alcanzó un resultado neto de 5,3 millones y, en 2012, de 4,2 millones.

A esos datos ha mirado el PSdeG para presentar una moción que fue aprobada el pasado lunes en el Concello con los votos a favor del Partido Popular y la abstención de Marea Atlántica. La propuesta de los socialistas es financiar con los beneficios de Emalcsa un "plan de rescate social", que incluiría ayudas directas a personas sin recursos para sufragar íntegramente los recibos del agua, la luz y el gas. El proyecto plantea también ayudas a la rehabilitación de la vivienda, vales comerdor familiares o medidas fiscales para la eliminación de tasas municipales.

[ Descargue la moción ]

4 millones al ladrillo

También plantea una renta social complementaria, un concepto que está manejando Marea Atlántica desde que presentó su programa a las elecciones municipales. En el partido que gobierna en María Pita matizan que el plan debe consensuarse y evaluar su complementariedad con la renta social que desarrolla la Concellería de Xustiza Social e Coidados, que quiere destinar 3 millones de euros a este programa. Emalcsa está sobre la mesa como recurso para financiarlo, pero todo dependerá del acuerdo para aprobar los presupuestos del año próximo.

El empleo de los dividendos de Emalcsa más allá del servicio de aguas o vivienda no es nada extraño en María Pita. Durante el mandato del popular Carlos Negreira, los socialistas criticaron el empleo de los dividendos de la empresa pública para financiar los túneles de la Marina. Cifraron la inversión procedente de Emalcsa en 4 millones. Ahora el consenso mayoritario parece indicar que se aparcará el ladrillo y que el dinero se destinará a políticas contra la exclusión económica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad