El concejal de Economía de Carmena: "Soy partidario de impuestos, no de tasas"

stop

Carlos Sánchez Mato asegura que la tasa turística no es una prioridad y niega que el gobierno municipal quiera aplicarla

Carlos Sánchez Mato

en Madrid, 15 de julio de 2015 (06:33 CET)

El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, considera que las tasas son un mal. Un mal menor, pero un mal, a fin de cuentas. Hombre de Izquierda Unida, Sánchez Mato ha asegurado este martes que es un convencido de la utilidad de los impuestos, que tienen el propósito de redistribuir la riqueza.

"Las tasas son una mala herramienta tributaria comparadas con los impuestos porque no son retributivas. Siempre defenderé la actuación a través de impuestos porque tienen un carácter de redistribución de la riqueza y porque son progresivos. Las tasas son un mal menor, aunque en ocasiones son necesarias", dijo el concejal a quien se le atribuyó ser partidario de la tasa turística.

Sánchez Mato denunció este martes, en una rueda de prensa, que Mercamadrid había llegado a un acuerdo extrajudicial  con Mercaocio, la empresa que blindó unos contratos de alquiler hasta 2032 por unas naves que Mercamadrid no utiliza. Pero el concejal se quejó de que los medios parecen interesados en hablar de la tasa turística, un tema que salió a colación a raíz de una pregunta del grupo municipal de Ciudadanos esta semana en una comisión municipal, según explicó el edil.

La auditoría de la deuda continúa

"Parece que queréis crear una polémica con el asunto de las tasas y creo que lo he dejado bastante claro. Las tasas no son una prioridad para este gobierno", explicó el concejal de Economía y Hacienda Carlos Sánchez Mato. "No he anunciado ninguna tasa al turismo ni a los cajeros. Solo dije que son figuras que aparecen en otras ciudades y que se estudiarán", añadió el concejal.

Pese a la enorme deuda municipal que se ubica en los 6.000 millones de euros, el concejal de Economía y Hacienda asegura que Madrid tiene una enorme capacidad para generar ingresos y que, por tanto, no son necesarias nuevas medidas fiscales.

La propia alcaldesa Manuela Carmena descartó la posibilidad de aplicar una tasa turística en Madrid, tal como han decidido otras ciudades como Barcelona. El concejal de Economía y Hacienda sí se ha ratificado en un intención de continuar con una auditoría ciudadana para detectar qué parte de la deuda municipal es ilegítima. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad