El comercio pide seguridad ante la huelga general

stop

La Confederación de Comerç de Catalunya ha pedido a la Generalitat reforzar la seguridad en Barcelona y Pimec Comerç mantendrá una línea directa con la policía

A patadas contra la reforma laboral

13 de noviembre de 2012 (01:00 CET)

Los comerciantes están decididos a no secundar la huelga general pero temen que la jornada pueda ocasionar perjuicios para los comercios. Las dos grandes agrupaciones en Catalunya, la Confederació de Comerç de Catalunya, CCC, y Pimec Comerç, han pedido al gobierno catalán una mayor seguridad durante la jornada para evitar los incidentes violentos de Barcelona del pasado 29 de marzo.

La gran mayoría de los comerciantes están dispuestos a abrir, según han informado las dos entidades. Incluso en las zonas céntricas de la ciudad, donde se produjeron los graves disturbios de marzo, que terminaron con varios comercios destrozados, entre ellos, El Corte Inglés, y Starbucks que quedó completamente calcinado.

Carta a Puig

La Confereració de Comerç de Catalunya ha enviado al conseller de Interior, Felip Puig, una carta en la que pide un refuerzo de la seguridad que permita a los comerciantes mantener su actividad. La petición ha estado motivada por una supuesta amenaza enviada a los comerciantes que no secunden la jornada de protestas, asegura la entidad.

“Pedimos a los sindicatos CCOO y UGT respeto para aquellos comerciantes que libremente deseen abrir sus puertas. La CCC ha tenido conocimiento de acciones que se pudieran llevar a cabo y que incluyen un boicot posterior”, ha explicado la entidad en un comunicado.

La asociación de comerciantes considera que las acciones violentas de la última huelga general son completamente “anacrónicas y antidemocráticas” y no se deben repetir.

Línea directa con la policía

La otra gran asociación catalana, Pimec Comerç, ha recomendado a todos sus afiliados que mantengan sus puertas abiertas y que sólo cierren en caso de amenaza inminente a sus instalaciones y empleados. “No podemos permitir actos violentos como el del 29 de marzo pasado”, aseguró su presidente Alejandro Goñi. La entidad mantendrá una línea directa con la policía para informar los incidentes violentos o las amenazas que se produzcan en los comercios asociados.

La asociación insiste en la necesidad de aprobar una normativa que regule el derecho de la huelga general y que proteja el derecho al trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad