El CETA allana el camino para las demandas millonarias de las mineras

stop

La eurodiputada Lidia Senra advierte del riesgo que supone el tratado de libre comercio en proyectos como el de Corcoesto al otorgar "todos los derechos" a Edgewater para reclamar contra la Xunta

La eurodiputada de AGE Lidia Senra y Xosé Manuel Beiras | EFE

en A Coruña, 24 de enero de 2017 (19:04 CET)

Los conflictos mineros volvieron este martes a ser protagonistas en Bruselas. La eurodiputada Lidia Senra solicitó "firmeza" a la Eurocámara para defender los derechos de la ciudadanía frente a los proyectos internacionales de las mineras canadienses.
El día que la Eurocámara dio el primer paso para ratificar el acuerdo comercial con Canadá, el CETA, Senra recordó la frustrada explotación de Corcoesto, que derivó en una demanda de 20 millones contra el Gobierno gallego por denegar la autorización del proyecto.

"El hecho de que Edgewater esté reclamando la inversión y el lucro cesante ocasionado después del rechazo definitivo del proyecto minero es especialmente preocupante de cara al futuro, porque el mecanismo incluido en el CETA atribuiría a las multinacionales el derecho a exigir a los gobiernos compensaciones económicas cuando estes tomen decisiones que afecten a sus negocios", expuso la eurodiputada.

Las recurrentes demandas

Senra añadió que "este acuerdo le daría todos los derechos a empresas como Edgewater o a cualquier otra empresa con sede o filiales en Canadá". En este sentido, la canadiense Astur Gold también mantiene un conflicto millonario con el Gobierno asturiano por el proyecto minero de Salave.

La eurodiputada gallega, integrada en el Grupo Confederal da Esquerda Unitaria Europea/Esquerda Verde Nórdica (GUE/NGL), pidió una "acción contundente" contra los derechos de las empresas mineras que "estén por encima de la protección de la salud", que impliquen graves riesgos medioambientales y para las explotaciones agrarias. Su intervención coincidió con la comparecencia ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo de la asociación Petón do Lobo, una de las más combativas con la minería agresiva junto a Salvemos Cabana, Adega o la Sociedade Galega de Historia Natural.

El CETA avanza

La intervención se produjo el mismo día que el Parlamento Europeo dio e primer paso para cumplir la ratificación formal del acuerdo comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA), con el voto a favor de la comisión de Comercio Internacional de la Eurocámara.

La comisión ha dado así luz verde al acuerdo con 25 votos a favor, 15 en contra y cero abstenciones. La posición favorable será sometida al voto de la plenaria en su reunión del 15 de febrero en Estrasburgo (Francia), según ha anunciado el presidente de la comisión europarlamentaria, el socialista alemán Bernd Lange.

La Eurocámara puede aprobar o rechazar el pacto comercial, pero no modificar sus disposiciones. En el voto, han sido rechazadas tanto las enmiendas que llamaban a tumbar el CETA, como aquellas que abogan por aplazar un año o seis meses el consentimiento.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad