stop

El presidente del Celta, Carlos Mouriño, asegura que toma la decisión tras años de bloqueo del Concello a los proyectos del club

en A Coruña, 07 de abril de 2017 (16:56 CET)

Carlos Mouriño rompe la baraja. El presidente del Celta ha anunciado su decisión “irreversible” de sacar al club de la ciudad olívica. A su juicio, el proyecto que lidera para la entidad ha sido reiteradamente bloqueado por el equipo de Abel Caballero, hasta que ha acabado “tambaleándose”, sin un “futuro sólido”.

Por este motivo, el consejo de administración ha decidido que el equipo haga las maletas y se marche de Vigo. Hay “varias posibilidades” para construir una ciudad deportiva y un estadio fuera de la ciudad olívica, aseguró en un encuentro digital con aficionados.

Celta: Mouriño asegura que ya había rechazado la concesión de Balaídos por inviable antes de que Caballero la anunciara públicamente

Mouriño había solicitado al Concello que accediese a vender el estadio de Balaídos como solución a la permanencia del Celta en Vigo. Caballero rechazó esta posiblidad y ofreció una concesión administrativa, que el presidente del club consideró “inviable” y rechazó, según dijo, antes de que el alcalde la anunciara públicamente. Fue especialmente crítico con el regidor. “No le diré cómo llevar el Concello, no me diga cómo llevar el Celta”, espetó. “Si el crecimiento del Celta no es en Vigo con usted, será fuera sin usted”, insistió.

Aunque Mouriño admitió que le gustaría que el Celta se quedara en Vigo, ve pocas posibilidades de que esto ocurra, pues el nuevo estadio no está incluido en el Plan Xeral de Ordenación Municipal. Por ello instó a que en el nuevo ordenamiento urbano que se está redactando se incluya este proyecto, si bien Caballero “no recogerá ese guante”, zanjó.

 

Hemeroteca

Celta de Vigo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad