El 'caso Monbús' salpica a José Bono

stop

El ex presidente del Congreso se trasladó en una furgoneta de lujo desde Toledo a Sanxenxo para una estancia de varios días en uno de los hoteles de InterRías con servicios pagados

El ex presidente del Congreso, José Bono

en A Coruña, 23 de junio de 2016 (22:03 CET)

La empresa de viajes InterRías encargó a Monbus una Mercedes-Sprinter, un microbús de lujo, para trasladar al expresidente del Congreso, el socialista José Bono, y otras personas desde Toledo a Galicia, donde realizarían una estancia de varios días en uno de los hoteles de la empresa turística investigada.

Según consta en un auto del sumario de la denominada Operación Cóndor que instruye la jueza de Lugo Pilar de Lara, Bono "concertó una estancia en Sanxenxo de unos tres días" a finales de agosto de 2014. El expresidente del Congreso sería recogido, junto a sus acompañantes, en la localidad de Salobre de Toledo y los trasladaría a Sanxenxo, donde se hospedarían en el Hotel Talaso.

Ese vehículo también se ocuparía de los distintos recorridos por la geografía gallega acompañados por un guía turístico. El 3 de septiembre, el mismo vehículo "trasladó a José Bono y acompañantes al lugar donde los había recogido en Toledo".

Langostas para el presidente de Monbús

De Lara concluye que el microbús, de once plazas y con chófer, fue dispuesto por Rafael C.A., el director comercial de Monbus; mientras que del guía turístico se encargó InterRías, quien "en previsión de la visita, invitó un día antes de la llegada de la expedición a Raúl López a cenar langostas en el restaurante del hotel Talaso".

Según se desprende del sumario, la intención del empresario turístico era que Raúl López pusiese a disposición el vehículo de lujo "sin coste alguno para InterRías". "Pero Raúl López esta invitación no la había entendido así". Durante la estancia de José Bono y sus acompañantes en el hotel, InterRías permitiría que "José Bono y compañía utilizasen los servicios de lujo del hotel, como masaje o SPA, sin coste alguno, por si ellos tuviesen algo que pedirle a José Bono". Así se lo aconsejó el director comercial de Monbús.

"Chupa todo lo que puede chupar"

"Nosotros también tendríamos algo que pedirle, ¿verdad?", le dijo el director comercial al dueño de la empresa turística, Américo T.P. El auto de De Lara, hace referencia "a alguna compensación" que ya habría hecho al expresidente del Congreso "en ocasiones anteriores".

"Es un hijo de p... y chupa todo lo que puede chupar", figura como expresión de Américo T.P. al director general de su empresa, que le dijo que Bono "tampoco se había portado mal" y que lo "había respetado siempre". "Sí, pero ¿cuánto llevó ese hijo de puta de mí?", le respondió.

Un portavoz de la familia del empresario del sector turístico explicó a Europa Press que cuando se produjo el agasajo, José Bono "no tenía ningún cargo público" y que se realizó por la relación de amistad que une a ambas familias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad