El caso de acoso sexual de Baltar arma otra bronca en O Hórreo 

stop

El presidente de la Deputación llama ignorantes a los grupos de la oposición y el PSdeG pide su dimisión 

José Manuel Baltar durante su comparecencia en la comisión / EP

en A Coruña, 20 de diciembre de 2016 (21:01 CET)

Nueva bronca por el caso de acoso sexual que rodea a José Manuel Baltar Blanco, el presidente de la Deputación de Ourense, que este martes compareció para presentar los presupuestos de la institución en 2017. El acto se convirtió en un cruce de acusaciones entre el líder de los populares ourensanos y la oposición debido a la investigación Judicial que pesa sobre Baltar, imputado por, supuestamente, ofrecer trabajo a una mujer a cambio de favores sexuales.

Durante el debate, la diputada del PSdeG, Noela Blanco ha exigido a Baltar que "dimita" por este caso, "o que alguien en el PPdeG haga que dimita", puesto que "en Ourense no hay vasallos, hay ciudadanos". "Preside el pazo provincial, no es el señor de un castillo feudal", le ha espetado. Así, Blanco ha lamentado que "411 días" después de conocerse el "gravísimo caso de acoso sexual" siga al frente de la Diputación, mientras Feijóo "se arrodilla ante este barón ourensano", todo para que "el baltarismo no se vuelva a encerrar en un pisito", "como hizo en 2004". Posteriormente, ironizó sobre cuánto se destina en el presupuesto para "prevenir los casos de acoso sexual".

Ánxeles Cuña (En Marea) denucnió que "no es baladí" que haya una mujer "empujada a mantener relaciones sexuales", pues "afecta a la sociedad entera". "Da un ejemplo nefasto, aunque los tribunales le den la razón, moralmente esto no tiene nombre", ha recriminado a Baltar. Previamente, Noa Presas (BNG) le ha emplazado a "cumplir el código ético de la Diputación o a modificarlo para incluir el derecho de pernada y así cumplir con él".

Baltar apunta a la "ignorancia" de la oposición

La respuesta de Baltar fue la de siempre, que no iba a referirse a cuestiones personales. Así considera la investigación en la que está en vuelto, a pesar de que el trabajo supuestamente ofrecido era en una institución pública. Del mismo modo acusó a la oposición de "pisotear" el principio de la presunción de inocencia.

A partir de ahí, el debate subió de tono. Baltar acusó a la oposición de "ignorancia" y el socialista Abel Losada, que presidía la comisión, medió ante el descalificativo: "Todos somos ignorantes en alguna medida". El presidente provincial insistió. Se refería a la "ignorancia" y "falta absoluta de conocimiento" acerca del funcionamiento de las diputaciones, dijo. "Ignorante es lo más suave que se ha escuchado desde que yo he entrado aquí", se quejó Baltar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad