El BNG resiste y encuentra una líder 

stop

Ana Pontón recupera la ilusión para el partido nacionalista, que supera las previsiones al obtener seis diputados 

Ana Pontón tras las valoraciones del resultado electoral en Santiago

en A Coruña, 26 de septiembre de 2016 (04:58 CET)

Tras el rodillo del PP en las elecciones gallegas, quedan pocas notas positivas en el lado izquierdo del tablero. Una de ellas es Ana Pontón.

Tenía la difícil misión de frenar la caída del BNG, arrastrado por las escisiones internas y por la irrupción de las mareas, que mostraron una enorme capacidad para aglutinar voto nacionalista con su defensa del derecho a decidir y su proyección como fuerza de gobierno. En el peor escenario, Pontón salió airosa.

El BNG logra seis diputados, uno menos que en 2012, y pierde dos puntos en porcentaje de voto. Pero la misión de la candidata era evitar que los nacionalistas se convirtieran en una fuerza residual, y lo consiguió.

Cambio de relato

Su buena imagen en el debate a cinco y una campaña que tomó cuerpo desde entonces, lograron recuperar parte de los votos que habían emigrado hacia otras fuerzas en las elecciones generales y municipales.

El BNG dejó en un segundo plano el discurso soberanista de la etapa de Xavier Vence, precisamente, uno de los que más apostó por que el partido no se enrocara en las tesis independentistas.

Pontón cambió el foco y moduló un relato que, desde el soberanismo, buscaba dar respuesta al desarrollo social y económico de Galicia.

Una destrucción acelerada

Acabó definiendo con exactitud sus méritos al señalar que los resultados son un "punto de inflexión" en las expectativas electorales del Bloque. "Toda esa ilusión, toda esa esperanza va a ser el sostén para construir el futuro", zanjó Pontón, primer espada de ese "tiempo nuevo" que quiere abrir el BNG.

El terreno a recuperar es grande. El partido ha perdido la mitad de sus diputados y cerca de 150.000 votos desde los 12 que obtuvo Anxo Quintana en 2009, primeras elecciones que ganó Feijóo.

"Somos personas valientes que vamos a seguir defendiendo este país y que no tiramos la toalla y, a partir de mañana, empezaremos a trabajar para resultar una alternativa más sólida, solvente y, desde luego, fortalecer la alternativa que supone nacionalismo", insistió Ana Pontón.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad