Ana Pontón, candidata a la presidencia de la Xunta por el BNG

El BNG quiere limitar por ley el sueldo de los banqueros

El partido de Ana Pontón propone limitar los salarios, bonus e incentivos de los directivos de la banca, así como el cobro de comisiones a clientes

El BNG quiere dar una vuelta de tuerca al modelo de financiación y quiere hacerlo en un sentido amplio. Las medidas que propone el partido que lidera Ana Pontón no solo afectan al marco fiscal, a la financiación autonómica o a los instrumentos públicos de crédito, sino que también defienden nuevas regulaciones para la banca.

La formación nacionalista asegura que “impulsarán y demandarán al Gobierno central” que introduzca “reglas sobre la retribución de los altos directivos del sector financiero", limitando los salarios y los bonus e incentivos “desmedidos”.

En esta línea, el BNG también defiende “aprobar normas sobre los servicios financieros que limiten el cobro de comisiones a los usuarios”, además de “reforzar la transparencia” de los bancos. También proponen “limitar movimientos especulativos de capital” y supeditar la actividad financiera a las necesidades de la economía productiva.

Un ICO gallego y una banca pública

Este paquete de medidas va de la mano con la dotación de instrumentos públicos de financiación. El programa que presenta Ana Pontón quiere asegurar las fuentes de liquidez tras el impacto del Covid-19 y canalizar el ahorro hacia el tejido productivo gallego.

Para conseguirlo propone la creación de un Instituto Galego de Crédito que sirva de complemento a la puesta en marcha de una banca pública en Galicia, “reformulando los instrumentos de crédito y adoptando las medidas necesarias para que el ahorro gallego revierta en crédito e inversión en nuestro país”, dice el programa del BNG.

Dos de los partidos que, según las encuestas, entrarán en el Parlamento, llevan en su programa la creación de una banca pública, pues también Galicia en Común-Anova mareas tiene esta propuesta en su hoja de ruta.

Un concierto para Galicia

El BNG quiere que el impuesto de sociedades se transfiera a Galicia, de manera que sea Facenda la que gestiona y recaude el tributo para las empresas que tengan centro de producción en la comunidad.

La formación nacionalista, dice el documento, demandará la cesión de competencias sobre este impuesto “mientras no obtengamos un nuevo sistema de financiación bajo el modelo del concierto”.

“El acutal modelo de financiación está agotado y resulta obsoleto para afrontar la crisis del Covid-19. Debe ser prioridad del Gobierno gallego negociar un nuevo modelo basado en el concierto económico, que considere la atribución de plena capacidad normativa, de gestión y responsabilidad fiscal sobre todos los impuestos soportados en Galicia, contando con una Agencia Tributaria gallega”, señala el programa.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad