Los representantes en la Declaración independentista de Llotja de Mar

El BNG hace piña con ERC y Bildu contra la sentencia del procés

El diputado Bieito Lobeira particpa en la Declaración de la Llotja de Mar en favor de la autodeterminación y la liberación de los "presos políticos"

El BNG hace campaña de la mano de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH-Bildu en vísperas de las elecciones del 10-N. El diputado gallego Bieito Lobeira ha sido uno de los participantes en la Declaración de Llotja de Mar, en la que las formaciones independentistas han reclamado un acuerdo político sobre la crisis catalana, el derecho a la autodeterminación y la liberación de los “presos políticos”.

El BNG ha participado en este acto, del que se ha desmarcado el PNV por considerar que no tiene “espíritu constructivo”, de la mano tanto de ERC como EH-Bildu, pero también junto a Crida Nacional, Cup, Esquerra Valenciana, MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca y PDeCat-Junts per Catalunya.

“Diálogo con los exiliados”

Estas formaciones políticas han pedido diálogo para lo que definen como “exiliados”, en referencia a personalidades políticas como el propio expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, o Anna Gabriel, en un acto que ha contado con la presencia del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y del conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró.



Al inicio de la declaración, que consta de seis puntos, se alude a la decisión de la justicia española de condenar a los "legítimos representantes del pueblo de Cataluña" y a los líderes de las organizaciones sociales que hicieron posible el referéndum del 1 de octubre de 2017. Además, aseguran que, tras cuatro décadas de la aprobación de la Constitución Española de 1978, "se constata" la imposibilidad de una plena democratización del Estado por "la resistencia de las viejas estructuras del régimen anterior" y también por la falta de voluntad política de los grandes partidos españoles.

Una España “más autoritaria”

Tras cuarenta años, por "acción u omisión", se ha impedido que España sea un país "plenamente democrático y moderno de su entorno europeo", recalcan en el documento en el que denuncian que el “Estado español ha entrado en una etapa de regresión hacia una política de carácter cada vez más autoritaria, menos democrática y más represiva".

En paralelo, también lamentan a "falta de respeto al derecho a la autodeterminación que España asumió y reconoció" al firmar el Pacto Internacional por los Derechos Civiles y Políticos.En España "no existe ningún reconocimiento ni respeto por la plurinacionalidad, ni ninguna separación de poderes", según su punto de vista.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad