El AVE llegará a Galicia con un año de retraso... siendo optimistas

stop

Fomento sitúa la llegada de la alta velocidad en el tercer trimestre de 2019, un año después de lo previsto por Rajoy, cuatro años después de lo anunciado por Zapatero y diez años después de la fecha que dio Aznar

Íñigo de la Serna junto a Núñez Feijóo en Santiago / EFE

en A Coruña, 31 de enero de 2017 (22:41 CET)

Galicia tiene una nueva fecha que sumar a los numerosos plazos que ha coleccionado la llegada del AVE. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha situado en el tercer trimestre de 2019 el ensamblaje de la alta velocidad con la comunidad. El nuevo plazo supone un mínimo de nueve meses de retraso sobre la fecha que había comprometido el Gobierno de Mariano Rajoy, con la ex ministra Ana Pastor al frente. De llegar entonces, todavía habría que esperar varios meses de prueba para que se abriera a los usuarios. Este matiz, podría dilatar a 2020 el momento de coger el AVE en Galicia.

Fomento tiene excusa, pues argumenta que el periodo de interinidad del Ejecutivo provocó el retraso en las actuaciones en la infraestructura. "Llevamos trasladando desde diciembre de 2015 que el bloqueo en el que estaba sometida España iba a tener consecuencias, y que saldría caro, sobre todo, para las infraestructuras complejas", zanjó Feijóo, alineándose con el discurso del Gobierno central tras su reunión con Fomento.

Sin embargo, el nuevo plazo tampoco tiene todas las garantías de, esta vez sí, cumplirse. Según reconoció el propio De la Serna, su previsión supone un "tiempo récord" para la finalización de las obras en las provincias de Zamora y Ourense.

Además del periodo de Gobierno en funciones, el ministro apuntó también a las "enormes dificultades técnicas" que presentan algunos de los tramos del AVE para justificar el retraso, advirtiendo que todavía podrían demorar la conexión de alta velocidad con Madrid.

Otra fecha más

El tercer trimestre de 2019 es la última previsión, aparentemente arriesgada, de las muchas que se han hecho sobre el AVE a Galicia. José María Aznar, en plena efervescencia para tapar el desastre del Prestige, aventuró que llegaría en 2010. Sin embargo, la dupla formada por José Blanco y José Luis Rodríguez Zapatero fueron dilatando los plazos, primero a 2012 y después a 2015. 

Incumplidas estas previsiones, la ex ministra de Fomento, Ana Pastor, fechó la alta velocidad gallega en 2018. Este plazo estaba puesto en duda desde hacía tiempo. El Ejecutivo de Mariano Rajoy asumió que no se llegaría en plazo aprovechando el año de interinidad política como justificación. El ministro Íñigo de la Serna acaba de dar una nueva fecha para la llegada del AVE, reconociendo que no será sencilla de cumplir. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad