El asesor fiscal de la familia Pujol rechaza contestar en el Parlament

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Sánchez Carreté y David Fernández, en el Parlament

Barcelona, 16 de marzo de 2015 (20:42 CET)

Nada. Ni una palabra. Sólo un breve comunicado. El asesor fiscal de la familia del ex President Pujol, se ha acogido a su derecho de no declarar en la comisión de investigación sobre el caso Pujol y el fraude fiscal.

Joan Anton Sánchez Carreté no ha contestado las preguntas de los diputados, que han acabado afeando su decisión. Con gestos que denotaban que quería estar pendiente de otras cosas, y no de los diputados, el asesor fiscal de los Pujol ha hojeado papeles y se ha mostrado disciplente. Estaba en su derecho, porque la obligación de los llamados a comparecer es asistir, pero no a declarar.

"Representante de Pujol" desde 1983

En la breve declaración, Sánchez Carreté ha asegurado que mantendría su silencio por "confidencialidad con los clientes". Ha dejado claro, en todo caso, que es el "representante" de Jordi Pujol desde 1983 con la Agencia Tributaria del Estado, y ante la Agencia Tributaria de Cataluña. Y que, desde 2014, también representa a otros miembros de la familia Pujol, sin especificar cuáles.

La actitud de Sánchez Carreté ha provocado, incluso, que el presidente de la Comisión, el diputado de la CUP, David Fernández, le recriminara. "Cómo mínimo, escuche", le ha espetado, y ha llegado a lamentar su "omertá".

Los diputados han asegurado que volverán a reclamar la comparecencia del asesor fiscal de los Pujol, al entender que comparecía en la doble condición de asesor fiscal de la familia del ex President, y como experto fiscal. Pero esa doble condición es difícil de desdoblar. Y Sánchez Carreté ha insistido en que se debía a sus clientes. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad