Torrent ha abierto una crisis entre JpC y ERC al aplazar la sesión de investidura. EFE

El aplazamiento de la investidura abre una crisis entre JpC y ERC

stop

Junts per Catalunya acusa a ERC y a Torrent de aplazar el pleno sin consensuarlo y sin comunicarlo previamente

en Barcelona, 30 de enero de 2018 (12:49 CET)

La guerra soterrada que mantienen Junts per Catalunya (JpC) y ERC es cada vez más visible. La decisión anunciada este martes por el presidente del Parlament, Roger Torrent, de aplazar la sesión de investidura ha irritado enormemente a JpC, que ya temía que el pleno no llegaría hasta el final y, por tanto, no se produciría votación alguna porque ERC no quiere más problemas con la justicia. Sin embargo, la sesión tan siquiera ha llegado a comenzar porque Torrent ha comunicado que el pleno se aplazaba con el pretexto de dar un margen al Tribunal Constitucional (TC) para estudiar las alegaciones de JpC sobre la investidura de Puigdemont.

JpC atribuyó la decisión de Torrent al conjunto de ERC y, en efecto, los dirigentes republicanos aplaudieron la medida de Torrent. La formación de Puigdemont trasladó a ERC su enfado por llevar a cabo "una decisión no consensuada", ya que, a su entender, "se daban las condiciones políticas" para llevar a cabo la investidura. Y, en este mismo sentido, Junts per Catalunya sentenció: "La decisión del presidente Torrent no ha sido consultada ni comunicada previsamente a nuestros representantes".

Poco antes de que el presidente del Parlament comunicara el aplazamiento de la sesión de investidura, prevista para este martes a las 15.00 horas, JpC había anunciado que existía un acuerdo entre las formaciones soberanistas para "tirar adelante con el pleno de investidura". "No se hablado ni acordado nada que tenga que ver con el formato porque ese depende de una decisión de la Mesa", aclararon desde JpC para no entrar en el espinoso asunto de los procedimientos a distancia para la investidura.

Pendientes del TC

Este martes, a las 13.00 horas, el TC debe estudiar las alegaciones presentadas por JpC en torno a las medidas que el Alto Tribunal adoptó el sábado sobre la investidura de Puigdemont. Junts per Catalunya pide anular el acuerdo que este mismo tribunal adoptó. Exigía, entre otras medidas, suspender la sesión del Parlament si la investidura pretendía hacerse en ausencia del candidato.

Torrent sostiene que el único candidato a la investidura sigue siendo Puigdemont -lo único que satisfizo a JpC- y que todas sus actuaciones van dirigidas a darle amparo para garantizar su "inmunidad". "Me he comprometido personalmente a garantizar la inmunidad de Puigdemont y de todos los diputados", destacó.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad