El alcalde rebelde del PSOE en Lugo: "Tengo una imputación de mierda"

stop

El regidor de Becerreá, Manuel Martínez, se niega a dimitir y acusa al BNG de "talibanes yihadistas"

Manuel Martínez

en A Coruña, 25 de junio de 2015 (17:54 CET)

Está muy enfadado. Manuel Martínez, alcalde de Becerreá que rompió la disciplina de voto del PSOE y entregó la Deputación de Lugo en bandeja al PP, se enroca. No piensa dimitir ni abandonar el partido por motu propio y tampoco parece sencillo que vaya a votar a otro candidato socialista que no sea él mismo para facilitar una moción de censura, la solución más pragmática que tiene sobre la mesa Gómez Besteiro para arreglar el desaguisado.

Poco después de que el alcalde de A Pontenova, Darío Campos, que lo sustituyó como candidato a la presidencia de la corporación provincial, lo invitase a rectificar, Martínez ha expresado su cabreo ante los medios. No por las palabras de su compañero de partido, sino por la actitud del BNG, que no quiso apoyarlo debido a que está imputado. "¡Es una imputación de mierda!, exclamó el alcalde.

Tras dejar claro que tampoco abandonará las filas socialistas ha reprochado a los nacionalistas que se enrocasen como "talibanes yihadistas" contra su designación. Además, ha negado que su decisión de votarse a sí mismo en primera vuelta y en blanco en la segunda, con lo que los votos de socialistas y nacionalistas sumaban los mismos 12 que los del PP, guardase relación con un pacto con la formación que en Galicia lidera Alberto Núñez Feijóo. "¡Que me registren!", ha exclamado, para rechazar la existencia de "conversaciones".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad