El alcalde de Lugo, imputado por cohecho en la 'Operación Pokemon', descarta dimitir

stop

Dice que recibe “con entera tranquilidad” la citación

Xosé López Orozco

16 de noviembre de 2012 (11:23 CET)

El alcalde de Lugo, el socialista José Clemente López Orozco, ha sido imputado por delitos de cohecho y tráfico de influencias en el marco de la Operación Pokemon, que investiga una supuesta trama de sobornos para conseguir adjudicaciones de servicios mínimos.

En declaraciones a los medios con motivo de su asistencia al congreso de CCOO en Lugo, Orozco, que declarará el próximo jueves ante la jueza Pilar de Lara, ha asegurado que era “la crónica de una muerte anunciada”.

Dimisión descartada

El histórico regidor lucense ha rechazado que la imputación lo vaya a hacer dimitir, como en su caso tuvieron que hacer los alcaldes de Ourense y Boqueixón, Francisco Rodríguez y Adolfo Gacio.

"Esa palabra ni la conozco, ni está en mi diccionario, ni está en mi manera de comportarme", dijo Orozco. "No es la primera imputación que tengo, creo que es la quinta y algunas fueron duras, como fue el caso Campeón y estoy absuelto, y en las otras va a pasar exactamente lo mismo".

Fernández Liñares

Por la Operación Pokémon permanece únicamente en prisión provisional el que fuera concejal de Economía y Urbanismo de Lugo y expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Fernández Liñares, después de que el presidente de Vendex y el que fue responsable de la ORA en Lugo salieran de la cárcel tras abonar sendas fianzas esta semana de 80.000 y 40.000 euros, respectivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad