La antigua prisión provincial fue cedida por Defensa al Concello de A Coruña, que acaba de adjudicar el plan de usos del espacio a Proxecto Cárcere

El alcalde de A Coruña prepara una demanda contra el PP por difamación

stop

Los populares repartieron folletos por la ciudad acusando al Gobierno municipal de adjudicar un contrato a dedo a “los amigos”

Economía Digital Galicia

La antigua prisión provincial fue cedida por Defensa al Concello de A Coruña, que acaba de adjudicar el plan de usos del espacio a Proxecto Cárcere

en A Coruña, 23 de noviembre de 2017 (20:20 CET)

Sube la tensión en las nada bien avenidas relaciones entre Marea Atlántica, el grupo de Gobierno de A Coruña, y el Partido Popular, primera fuerza de la oposición. Los populares han repartido por la ciudad un folleto en el que acusan al equipo de Xulio Ferreiro de adjudicar a dedo un contrato “a los amigos”. Hacen referencia a la adjudicación de la gestión de la antigua cárcel provincial, un edificio cedido al Concello que acumula años sin uso.

El contrato para dotar de contenido a las instalaciones recaló en Proxecto Cárcere, una asociación que, desde 2011, reclama transformar las instalaciones en un espacio de participación ciudadana. Varios concejales de Marea Atlántica fueron simpatizantes de esta plataforma.

 

 

Los populares se fundamenta en esto para denunciar que Xiao Varela, edil de Rexenaración Urbana; Rocío Fraga, de Igualdade; o el jefe de gabinete del alcalde, Iago Martínez, formaron parte del colectivo a quien finalmente se adjudicó la gestión de usos de la cárcel.

“Los contratos adjudicados por enchufe a los amigos de la marea superan los 125.000 euros”, dice el documento, que acusa al alcalde de “colocar” a los amigos, mientras recorta la dotación a las asociaciones de la ciudad.

El PP, que fue investigado por Pilar de Lara durante el mandato de Carlos Negreira en el marco de la operación Pokemon, anunció ofensivas en las ciudades para denunciar la, a su juicio, deficiente gestión de los gobiernos y para alabar el modelo de Ourense, la única donde Gobierna.

Ferreiro estudia una demanda por difamación

La reacción del alcalde Xulio Ferreiro ha sido la de estudiar acciones legales contra los populares. El regidor ha anunciado que se plantea denunciar al PP por difamaciones. El Concello ya había exigido la rectificación de una información similar a la que difunde el PP cuando la publicó un medio local. Según los populares, en el folleto no se acusa al alcalde ni al Gobierno de “ningún delito”, sino de adjudicar “a dedo” el contrato.

El proceso administrativo para la adjudicación del contrato que difundió el Concello tras la adjudicación, muestra que además de Proxecto Cárcere, compitió por el contrato la asociación de roller derby As Brigantias, que tuvo una valoración muy inferior. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad