El accidente altera los planes de Fomento para Renfe y Adif

stop

La operadora aplaza su reestructuración hasta septiembre, mientras el gestor sigue sin fecha

El ministro del Interior, Jorge Fernández, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, en el lugar del accidente | EFE

01 de agosto de 2013 (00:57 CET)

El accidente de Santiago ha cogido a Renfe y a Adif estudiando sus respectivos planes de reestructuración, que, en el caso de la operadora, estaban más que avanzados. El consejo de administración de la empresa pública aprobó a finales de junio --el día 27-- la división de la compañía en cuatro sociedades anónimas, cada una encargada de un área. Estas sociedades colgarían de la matriz, Renfe-Operadora, en una estructura similar a un holding.

La nueva composición estaba así contemplada en el Real Decreto-Ley 22/2012, que también marcó el punto final para FEVE, cuyos bienes, servicios, obligaciones y plantilla se distribuyó entre Adif y Renfe. El objetivo de tan notable transformación es adecuar la estructura de la operadora a la liberalización del transporte de viajeros y, por tanto, prepararse para la competencia.

Tras el paso adelante del consejo de Renfe, se esperaba la ratificación innminente de Fomento. Sin embargo, el departamento de Ana Pastor ha aplazado el proceso, que debía cerrarse en julio. Pospondrá la aprobación de la nueva estructura, que requiere de su ratificación en Consejo de Ministros, hasta septiembre, según transmitió a los sindicatos de la compañía.

Diferentes versiones


En los motivos del retraso, las versiones difieren. Fomento se reunió con los sindicatos de Renfe dos días después del accidente ferroviario de Santiago para explicarles el aplazamiento, aunque ya se había especulado con esa posibilidad durante el mes de abril. Semaf, el sindicato de maquinistas, explica que el ministerio quiere reunirse con todas las partes implicadas, incluidos los trabajadores, para consensuar los detalles de la nueva estructura. “Por lo que no hubo tiempo suficiente”, dicen.

En CC.OO. apuntan también al factor tiempo como clave, pero añaden que el siniestro ferroviario de Angrois retrasará todavía más el proceso. Argumentan que Fomento no abordará un cambio de tal envergadura con una investigación en curso.

Adif, sin plazo


A más largo plazo se plantea la remodelación del gestor de infraestructuras. En Adif informan que llevan varios meses estudiando una nueva composición, pero que no hay ni plazos establecidos ni una fórmula definida sobre la mesa.

El Gobierno planteó ya en 2012 que el ente público dependiente de Fomento se dividiese en dos empresas, una dedicada al AVE y otra al ferrocarril convencional. Pero tampoco eso está claro. “Ahora estamos haciendo un gran esfuerzo relacionado con el accidente. La entidad sigue funcionando e intenta seguir su ritmo normal en todos los departamentos. Pero respecto a la reestructuración no hay nada nuevo. Se sigue estudiando, sin plazos y sin estructura definida todavía”, informan en Adif.

¿Fusión entre Renfe y Adif?


Una de las posibilidades que se barajó para dotar de una nueva estructura a Renfe y Adif fue la de fusionar ambas entidades. CC.OO. llegó a expresar públicamente su apoyo a esta idea, equiparable, a su juicio, a los movimientos que están realizando las grandes empresas ferroviarias de Europa, sobre todo la francesa SNCF y la alemana DB.

Fomento, en realidad, nunca llegó a exponer un plan de fusión. “Es una posibilidad que no se llegó a plantear firmemente y que parece totalmente descartada. Gustaba a una parte del Gobierno, pero no se formalizó. La reestructuración se llevará a cabo en los términos previstos, pero no tan rápidamente”, explican en CC.OO.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad