El 93% del empleo que creó Galicia en 2013 fue temporal

stop

La reforma laboral fracasa en la contratación indefinida y en los trabajos a tiempo parcial en su primer año de aplicación

Manifestación contra la reforma laboral en Ourense

01 de agosto de 2014 (01:49 CET)

El primer objetivo de la reforma laboral era incorporar medidas de flexibilidad que facilitasen la contratación a las empresas, en ocasiones a costa de que los trabajadores perdieran derechos, como se encargaron de recordar los partidos de la oposición a Mariano Rajoy. La batalla normativa contra la lacra del paro incluía, pese a todo, numerosos incentivos a la contratación indefinida. Por ejemplo, se puso límite a los contratos temporales que un trabajador podía encadenar antes de ser fijo, se bonifica la transformación de contratos temporales y de prácticas en indefinidos o se regula el trabajo a distancia para favorecer la flexibilidad de las empresas.

En su primer año de aplicación, estas medidas han fracasado en Galicia. Los datos del Sistema Público de Empleo Estatal (SEPE) certifican que un 93% del empleo que creó Galicia en 2013 fue temporal, según recoge el informe A Economía Galega que elaboró la Universidade de Santiago de Compostela para Afundación. De los 684.507 contratos laborales que se firmaron ese año, 636.867 fueron temporales.

Se ralentiza la contratación de indefinidos


De estas contrataciones 255.809 fueron por obra o servicio, 293.771 por circunstancias eventuales de la producción y 740 sustituciones, a los que hay que sumar los contratos en prácticas o de formación, que superaron los 11.000.

El resumen que recoge el informe coordinado por el economista Alberto Meixide es que los contratos temporales repuntaron un 7,1% el pasado año, mientras que los indefinidos ralentizaron su crecimiento. Se incrementaron en 2013 un 2,5%, tasa sustancialmente inferior a la del año anterior, cuando aumentaron un 7,5%.

Otro pinchazo

Tampoco las bonificaciones para transformar empleos temporales en indefinidos han surtido el efecto deseado. En Galicia, 22.271 trabajadores lograron ese objetivo en 2013, pasando a ser fijos en la empresa. De estos contratos que se convirtieron en indefinidos, 5.903 eran por obra y servicio y 14.526 eventuales. Los datos muestran un aumento discreto del 3,1% en la comparativa con 2012.

Finalmente, explica el informe, otro de los objetivos de la reforma laboral fracasa en su primer año. Galicia registró el pasado año 8. 257 contratos a tiempo parcial menos que en 2012.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad