Economía perdió 151 millones en 2014 en sociedades y fondos de capital riesgo

stop

El Ejecutivo autonómico otorgó el pasado año avales fallidos por importe de 4,3 millones de euros

Edificio del Igape

en A Coruña, 16 de julio de 2016 (01:14 CET)

La cuenta general de la Comunidad ha servido al Consello de Contas para sacar los colores a la Xunta. Entre las vergüenzas, el órgano fiscalizador ha constatado que en 2014 el Gobierno gallego perdió 151 millones de euros por de insolvencias y deterioro de inversiones canalizadas a través de sociedades y fondos de capital riesgo.

Se trata de entidades como Sodiga o los fondos Adiante, Emprende, etcétera, que el pasado año recibieron 253,9 millones de euros de la Consellería de Economía. Pero la cosa puede torcerse aún más. De hecho, Contas advierte en su informe de que el panorama económico "puede empeorar la situación descrita elevando las pérdidas".

Avales fallidos

Otro agujero por el que se le escapan los millones al Ejecutivo autonómico es por los avales fallidos. En el ejercicio fiscalizado, la Xunta otorgó cinco por un importe conjunto de 4,3 millones de euros, una cuenta que alcanza los 82,1 millones si se tienen en cuenta los veinte últimos años.

El más cuantioso de todos los avales fallidos de 2014 es el que se concedió a la empresa Pumade SA, por valor de más de tres millones de euros. Las otras compañías son: Géneros de Punto Montoto SA (casi 550.000 euros), Tex Digital (456.000 euros), Herteco Transformación Plásticos y Espumas (152.000) y Winterra SA (120.000 euros).

El importe de los avales concedidos y no cancelados por el Igape a 31 de diciembre ascendía a 175,8 millones de euros, con un importe total comprometido de 173,6 millones. El riesgo vivo a 31 de diciembre era de 141,4 millones de euros, un 10,1% menos que el ejercicio anterior.

Menos préstamos a pymes

En 2007, el Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) inició un programa de concesión de préstamos a largo plazo a pymes financiado mediante deuda propia. El volumen de concesión de estos préstamos experimentó un importante incremento, pasando de 20,6 millones de euros en el ejercicio 2008 a 58,9 millones en 2009; 75,8 millones en 2010; y 108,4 en 2011.

Sin embargo, en 2012 se produjo un cambio de tendencia, al disminuir el montante de préstamos concedidos pendientes de recuperación a 82,1 millones de euros, lo que supone un descenso del 24,6%. En esta tendencia se profundizo en 2013, cuando se redujo el saldo de créditos pendientes a 69 millones de euros, lo cual vuelve a ocurrir en 2014 al caer hasta 56,2 millones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad