Dos explosiones matan a 38 personas en Estambul

stop

Dos coches bombas estallaron cerca del estadio del club Besitkas. El atentado se dirigió contra los policías que custodiaban la zona tras un partido de fútbol. El gobierno responsabiliza al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)

El coche bomba en Estambul iba dirigido contra las fuerzas policiales.

Barcelona, 10 de diciembre de 2016 (21:30 CET)

Al menos 38 personas murieron, la mayoría de ellas policías; y 166 han sido heridas tras la explosión de dos coches bomba cerca del club de fútbol Besitkas, en Estambul (Turquía). El atentado iba dirigido contra una unidad antidisturbios que vigilaba la zona, informó el ministro del Interior Suleiman Soylu.

La explosión se produjo dos horas después del partido del Besitkas contra el Bursasport, y ya no quedaban más aficcionados, pero las fuerzas policiales estaban vigilando la zona. El suceso ha tenido lugar a 500 metros de la plaza Taksim, uno de los puntos más animados de la ciudad más importante de Turquía.

El viceprimer ministro Numan Kurtulmus ya ha advertido en CNN Turk de que el PKK es el principal sospechoso del ataque. Un grupo supuestamente escindido de esta milicia, Halcones de de la Libertad del Kurdistán (TAK), han reivindicado atentados recientes en varias ciudades, entre ellas Estambul.

"Fue como un infierno. Las llamas se alzaban hacia el cielo. Estaba tomando té en un café al lado de la mezquita", dijo Omer Yilmaz, un empleado de la mezquita Dolmabahce, situada cerca del estadio. La policía armada acordonó las calles que rodean al estadio.

Un vehículo de la fuerza utilizaba cañones de agua para limpiar los restos de autos quemados dejados por dos incendios en la calle frente al edificio.

Turquía sido golpeada por una serie de atentados con bomba en los últimos años, algunos de los cuales fueron atribuidos al Estado Islámico y otros a grupos militantes kurdos o extremistas de izquierda.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad