Una de las residencias de DomusVi en Madrid / DomusVi

DomusVi está “orgullosa” por lo bien preparada que llegó al Covid-19

A pesar de las decenas de usuarios fallecidos, la consejera delegada de DomusVi asegura que afrontaron la pandemia “en las mejores condiciones posibles”

DomusVi se siente “orgullosa” de lo preparados que llegaron sus centros para afrontar la crisis del Covid-19. A pesar de las residencias intervenidas por la Xunta a causa de brotes como los registrados en Aldán (Cangas), Barreiro (Vigo) u Outeiro de Rei (Lugo), la multinacional considera que tienen motivos para sentirse “más orgullosos que nunca”, debido a que su modelo de atención a mayores y personas que sufren una discapacidad le permitió llegar a la pandemia “en las mejores condiciones posibles”.

Así lo expresa su consejera delegada, Josefina Fernández, en una de las primeras valoraciones –si no la primera-- que realiza la que fuera directora general de Geriatros sobre el impacto del coronavirus en los centros de DomusVi, uno de los grandes operadores privados del sector controlado por el fondo ICG y el millonario francés Yves Journel.

Josefina Fernández, consejera delegada de DomusVi / Círculo de Empresarios de Galicia

Josefina Fernández, consejera delegada de DomusVi en España

La primera ejecutiva del grupo en España se pronuncia en la presentación de la memoria de responsabilidad social que ha hecho pública la multinacional. “Quizás en esta edición, donde vemos los frutos del trabajo realizado durante 2019, nos sintamos más orgullosos que nunca. Y es que, tras lo vivido con la llegada del Covid-19, nos reconforta saber que nuestro modelo de atención hizo que estuviésemos preparados para hacer frente a la pandemia en las mejores condiciones posibles”, dice Josefina Fernández.

Se refiere en una segunda ocasión a la pandemia para asegurar que la “prioridad” de DomusVi es “ofrecer las máximas garantías de seguridad” a “usuarios, familias, trabajadores e instituciones frente a este virus”, destacando el programa Cuidado Seguro. “Este programa nace de lo aprendido del duro momento que hemos vivido e implica nuevos métodos que, usando la tecnología disponible, optimizan la desinfección e higiene de instalaciones, servicios y trabajadores, además de residentes o visitantes”, señala la directiva.

 

El impacto del coronavirus en DomusVi

Se trata, en esencia, de un programa de medidas de prevención, desinfección, comunicación a las familias, atención y servicios a los usuarios y formación a los trabajadores que lanzó el grupo ante el fuerte impacto del Covid-19 en sus residencias y, en general, en los centros de mayores españoles.

En DomusVi, el principal operador privado en Galicia, tuvo una especial virulencia. Solo en Galicia, las residencias de Aldán, Barreiro y San Lázaro acumularon más de 260 casos activos entre sus usuarios a mediados de abril, además de 70 trabajadores. Murieron más de medio centenar de residentes.

Las residencias de Aldán y Barreiro fueron intervenidas por la Xunta, que hizo lo mismo este septiembre, en la segunda oleada del virus, con el centro de DomusVi en Outeiro de Rei cuando sumaba 144 positivos entre los residentes del geriátrico. Al menos otras cuatro comunidades, Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana, intervinieron centros del grupo. 

La empresa, contra la que también se anunciaron demandas por parte de familiares de usuarios y entidades sociales, tiene en marcha una oleada de auditorías realizadas por Bureau Veritas para verificar los protocolos de seguridad de todos sus centros. Hasta el momento han superado el análisis 24 residencias, la última de ellas la de San Lázaro en Santiago.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad