Hospital Xeral Montecelo en Pontevedra

Dimite el jefe de Oftalmología de Pontevedra por el colapso del servicio

stop

El jefe de Oftalmología del Complexo Hospitalario de Pontevedra dimite ante la falta de respuesta de Sanidade a la larga lista de espera de cataratas

en A Coruña, 14 de febrero de 2018 (13:23 CET)

El jefe del servicio de Oftalmología del Complexo Hospitalario de Pontevedra (CHOP), Pedro Corsino Fernández Vila, ha presentado la dimisión. La decisión “meditada” se ha fraguado a lo largo del año, en las quejas que ha transmitido a la dirección por la elevada lista de espera en cataratas. Las sugerencias del responsable de servicio quedaron en nada y la falta de respuesta al problema acabó provocando su dimisión.

En la carta remitida por Corsino para explicar su decisión expone que "el principal problema (político) del Servicio de Oftalomología es la lista de espera de cataratas y más específicamente la larga lista de espera previa a la consulta de cataratas en el Hospital Provincial".

El problema se agrava en verano

En este sentido, señala que envió un correo a la dirección en la que "expresaba el origen del problema" y planteada "posibles soluciones", entre las que incluía la contratación de un oftalmólogo para que, "en cirugía de tarde, realizara en un plazo de 20 semanas más de 200 cataratas". "La respuesta fue el silencio", critica.

Un mes después, en mayo de 2017, recuerda que remitió un nuevo correo en el que "volvía a hacer hincapié en el mismo problema" y "la respuesta volvió a ser el silencio". "A lo largo del año, sobre todo en verano, el problema se ha ido agravando", recalca en la misiva.

Ultimátum en diciembre

Por ello, el pasado mes de diciembre solicitó una reunión con la Gerencia y Dirección Asistencial en la que ya "de forma dramática", indica en su escrito, expresaba "la naturaleza y el volumen del problema" y solicitó "de forma inmediata una solución".

"En caso de que no hubiera o no se pudiera dar una solución real y eficaz" el doctor advirtió de que presentaría su dimisión. "En ese momento fue calificado como un órdago", recuerda.

Solución ineficaz

En enero, tras las vacaciones de Navidad, después de analizar la propuesta planteada por la dirección, presentó "un nuevo documento" en el que con "números" hacía "ver que la solución propuesta no va a solucionar en nada el problema, sino que lo va a agravar".

"No es solo cuestión de pasar a los enfermos de la lista de espera de consulta de cataratas a la lista de espera quirúrgica, sino de aumentar nuestra capacidad quirúrgica tanto en el Hospital Provincial como en el Hospital do Salnés mediante actividades extraordinarias de tarde", expone, para lo que "se requieren espacios, medios materiales y oftalmólogos", concluye.

"Al seguir sin haber tenido respuesta a este análisis es por lo que decido presentar mi dimisión", sentencia el doctor.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad