Arsenio Fernández de Mesa percibió un salario de 175.000 euros en 2018 como consejero de REE

Días contados para Arsenio Fernández de Mesa en Red Eléctrica

Fernández de Mesa, director de la Guardia Civil con el PP, cumple mandato en el consejo de REE en un año, pero el reglamento abre vías para forzar su salida

La dimisión de Jordi Sevilla como presidente de Red Eléctrica por desavenencias con la todopoderosa vicepresidenta Teresa Ribera supone la marcha de un gestor nada sospechoso habida cuenta del perfil del exministro de Rodríguez Zapatero. Sin embargo, su salida abre la puerta a cambios más profundos en el consejo de la compañía si se atiende al objetivo que persigue la titular de Transición Ecológica, que no es otro que alinear la actividad del operador del sistema a las directrices del Gobierno.

En todo esto tiene mucho que ver la compra de Hispasat por Red Eléctrica, supuestamente motivo de ruptura entre Sevilla y la ministra, y sobre todo el peso que ejerce todavía el Estado en la compañía, al controlar un 20% de su capital a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), con el resto de los accionistas significativos muy diluidos.

La continuidad de Fernández de Mesa

Y en esta crisis en ciernes en Red Eléctrica emerge otro nombre propio. No es otro que el del ferrolano Arsenio Fernández de Mesa, exdelegado del Gobierno en Galicia y exdirector general de la Guardia Civil con Mariano Rajoy en La Moncloa. Fernández de Mesa se ha convertido en un auténtico superviviente en el máximo órgano de administración de Red Eléctrica.

Fernández de Mesa es uno de los siete consejeros independientes con los que cuenta la compañía. Ese grupo representa el 58% del total de los miembros del máximo órgano de administración. El ferrolano se incorporó al consejo en enero de 2017, cuando el también popular José Folgado, exsecretario de Estado con José María Aznar, ocupaba la presidencia del operador del sistema eléctrico.

Un nombramiento del PP

Jordi Sevilla sustituyó a Folgado el 31 de julio de 2018, y Fernández de Mesa se mantuvo en el consejo sin mayores contratiempos. Como independiente que es, el mandato de los consejeros de la compañía semipública debe ser renovado cada cuatro años. Así lo establecen sus estatutos. Por tanto, Fernández de Mesa agotará su mandato el próximo mes de enero. En un año.

Pero la abrupta dimisión en la presidencia de Jordi Sevilla, que en este tiempo ha "utilizado" a Fernández de Mesa como enlace con comunidades autónomas gobernadas por el PP para resolver determinados problemas, puede precipitar más cambios. Y es que el nombramiento y reelección de consejeros en Red Eléctrica sigue determinados filtros que podrían hacer más complicada su continuidad.

Excepciones al reglamento de Red Eléctrica

Por ejemplo, el reglamento de Red Eléctrica deja claro que el consejo no deberá proponer el cese de los consejeros independientes antes del cumplimiento del período estatutario para el que fueron nombrados. Salvo excepciones, como es la concurrencia de "causa justa apreciada por el consejo previo informe de la comisión de nombramientos y retribuciones". Esta excepcionalidad se estableció para casos en los que un consejero pase a ocupar nuevos cargos, contraiga obligaciones que le impidan dedicar el tiempo necesario a sus responsabilidades o incumpla los deberes inherentes al cargo, entre otras circunstancias. Hecha la norma, pues, hecha la trampa.

Fernández de Mesa puede considerarse un galáctico de los consejos de administración. Solo por su puesto en Red Eléctrica ingresó en 2018 unos 175.000 euros, frente a los 156.000 euros devengados un año antes. Su retribución fija fue en 2018 de 131.000 euros, a las que se sumaron 16.000 euros de dietas y 28.000 de dedicaciones a comisiones. En concreto, el ferrolano forma parte de la comisión de auditoría de Red Eléctrica. ¿Durante cuánto tiempo?

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad