Instalaciones del club de alterne La Fuente

Desparece el mayor club de alterne de A Coruña sin pagar sus deudas

stop

El juzgado decreta la extinción del club La Fuente sin encontrar activos para devolver la deuda; una nueva empresa explota el local y litiga con el Concello

en A Coruña, 25 de octubre de 2017 (06:00 CET)

Punto y final para la historia de Complejo La Fuente, la sociedad que controlaba el mayor club de alterne de la comarca de A Coruña, ubicado en el Concello de Bergondo, en un trazado marcado por el discurrir de la N-VI en el que brotaron un grupo de locales vinculados al negocio del sexo.

El más peculiar, por la singularidad de las instalaciones, y el más voluminoso era La Fuente, que entró en concurso de acreedores en 2014 e inició el proceso de liquidación al año siguiente. Los administradores de la sociedad que controlaba el espacio, Complejo La Fuente SL, estaban vinculados también al club La Luna, que fue declarado insolvente en 2015.

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña acaba de decretar la finalización del proceso concursal y la extinción de La Fuente por “insuficiencia de la masa activa”, es decir, declara la inexistencia de bienes o derechos para satisfacer la deuda con los principales acreedores.

Los recursos judiciales mantienen el club abierto

Pese a la quiebra de la sociedad gestora, el club sigue funcionando, enfrascado en un prolongado y tortuoso litigio con el Concello. El proceso judicial tiene su primera sentencia en 2014, cuando los magistrados dieron la razón al Consistorio y fallaron a favor de la suspensión de la actividad. El local operaba desde hacía más de una década, según quedó certificado en los tribunales, con una licencia para carpintería.

El cierre cautelar quedó en nada, pues el litigio prosiguió a golpe de recurso hasta el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. El Concello llegó a abrir un expediente de reposición de la legalidad urbanística –el local se ubica en suelo industrial—que caducó, al no resolverse el litigio.

Por el camino, los dueños subrogaron la actividad a una nueva empresa, denominada Continental La Fontana, que hace básicamente lo mismo que hacía la extinta Complejo La Fuente. La nueva empresa volvió a solicitar la licencia de actividad para hostelería, enredando todavía más el conflicto, y viviendo al margen del proceso de liquidación de la sociedad original.

Sentencia del Superior

El TSXG rechazó recientemente los argumentos del club de alterne, entre los que se encontraba la solicitud de licencia por parte de la nueva empresa y la compatibilidad de la actividad con la calificación del suelo como industrial, avanzó La Opinión.

Por tanto, La Fuente estaría obligada al cierre. Sin embargo, en el Concello explican que el local continúa funcionando cinco años después de que se iniciara el litigio, pendiente ahora de un posible recurso de casación de la empresa que dilate todavía más el proceso judicial. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad