Isabel Díaz Ayuso, Mariano Rajoy y Pablo Casado en el acto de toma de posesión del cargo de Alberto Núñez Feijóo como presidente de la Xunta. E.P.

De Rajoy a Romay Beccaría: los agradecimientos de un Feijóo emocionado

El presidente de la Xunta prometió su cargo en un discurso en el que, entre lágrimas, destacó a las personas determinantes en su carrera política

Este sábado, al tomar posesión, por cuarta vez consecutiva, de su cargo como presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, igualó el récord marcado por su predecesor al frente del PP gallego, Manuel Fraga. El de Os Peares prometió su cargo con un discurso en el que, por momentos, no pudo contener las lágrimas. "Pido permiso y perdón por la emoción, pero tomar posesión por cuarta vez es más emocionante que la primera", dijo el mandatario gallego.

En su discurso, Feijóo apeló a la moderación y a la estabilidad como claves necesarias para afrontar una legislatura marcada por la pandemia del Covid y las consecuencia económicas y sociales que trae aparejada. Aunque a lo largo de los meses, el líder de los conservadores gallegos ha sido muy crítico con la gestión por parte del Gobierno central, en esta ocasión, insistió en la necesidad de tender puentes para poder hacer frente a la crisis. "La verdad nos hace libres y tenemos que ser claros. Desconocemos la dimensión de un crisis que modifica nuestro estilo de vida. Podemos facer previsiones y cuantificar el tiempo que necesitaremos pero, a esta realidad se une, lamentablemente, la de que no sabemos cuándo podremos decir que esta pesadilla acabó", manifestó el dirigente, que indicó que, no obstante, "Galicia no va a ser espectadora pasiva ni va a estar gobernada por los acontecimientos".  "Puedo decir que lo superaremos. Tendremos siempre nuestra mano tendida. Sentimos como propio lo que pasa en Madrid, en Castilla y León o en Andalucía", dijo, en un guiño a los presidentes autonómicos de estos territorios (Ayuso, Mañueco y Moreno Bonilla), todos presentes en el acto solemne en el Parlamento de Galicia.

"Actuamos, nos preparamos, nos anticipamos, cooperamos y podemos estar seguros de que, como en otros momentos de nuestra historia, también la más reciente, juntos volveremos a superarnos", dijo, para insistir en que "más pronto que tarde, Galicia, como España y como el mundo, vivirá la normalidad sin adjetivos que todos merecemos". 

Los 'destacados' de Feijóo

En ese discurso de tono integrador, en el que en varias ocasiones se refirió a la necesaria cooperación con el Gobierno central --"La Xunta y el Gobierno no están enfrente, están al lado"--, un Feijóo especialmente emocionado, plagó su alocución de agradecimientos a distintos cargos que marcaron tanto la historia de Galicia como la suya propia. Emocionado se refirió a los anteriores presidentes gallegos (Albor, Laxe, Fraga y Touriño), a los sindicatos e incluso a Correos, por el papel vertebrador de los carteros rurales en la comunidad (Feijóo llegó a ser presidente de la sociedad estatal Correos). 

También quiso hacer una mención especial a Mariano Rajoy, el expresidente del Gobierno, y a José Manuel Romay Beccaría, histórico cargo del PP, exconselleiro de la Xunta de Galicia, expresidente del Consejo de Estado y extesorero del Partido Popular. Feijóo les dedicó su "agradecimiento" por ser "determinantes en su vocación política", y por enseñarles que se puede ser político "y caballero".

"Nunca olvidaré la aldea de donde vengo"

En el acto, Feijóo ha estado arropado por miembros de su familia, entre ellos su madre, Sira Feijóo, su hermana, Micaela Núñez Feijóo, y su pareja, Eva Cárdenas, quienes han ocupado la primera fila. De todos ellos se ha acordado en su discurso, con evidente emoción, al rememorar sus orígenes en Os Peares, localidad dividida entre las provincias de Lugo y Ourense y bañada por el Miño. "Nunca olvidaré la aldea de donde vengo, la familia que me crió y la familia ampliada que hoy tengo, para ejercer con la humildad necesaria y, para cumplir adecuadamente con mi deber, siempre tendré presente a quién me debo: a Galicia", dijo.

Acabado el acto público y en declaraciones a los medios de comunicación, el presidente del PP estatal, Pablo Casado, con quien Feijóo ha mantenido evidentes discrepancias, manifestó que el político gallego es "una referencia en la política española y autonómica".

El líder de los populares a nivel estatal destacó del discurso de Feijóo "la apelación a una España plural pero que no sea un mosaico partido". "Hoy aquí en Galicia están representados todos los españoles y, si se me permite, todas las sensibilidades políticas porque el proyecto que ha presentado (Feijóo) es un proyecto abierto, transversal y útil para los ciudadanos", sentenció.

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad