El primer ministro griego, Alexi Tsipras, ante el comité de Syriza

De Guindos organizó a la derecha europea contra Grecia

stop

Tsipras denuncia que España construyó un eje "contra Atenas" para frenar a Podemos con el fracaso de Syriza en las negociaciones del Eurogrupo

28 de febrero de 2015 (17:03 CET)

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, está en el epicentro del "eje contra Atenas" que habría construido la derecha europea para minar las negociaciones de Grecia con el Eurogrupo. El primer ministro heleno, Alexis Tsipras, ha acusado a España de querer "llevar al abismo" las sesiones de trabajo durante las que se buscó un pacto para reestructura la deuda griega.

Ante el comité de su partido, el líder de Syriza asegura que "el plan era, y es, desgastarnos, derribar a nuestro gobierno y llevarlo a una rendición incondicional antes de que nuestro trabajo comience a dar su fruto y antes, principalmente, de las elecciones en España". Las encuestas señalan que Podemos, formación que se identifica con el partido gobernante en Grecia, podría ganar los comicios del próximo otoño.

Silencio en Moncloa, reacción desde Portugal

Tsipras señala que el principal aliado de De Guindos fue Portugal. Sin embargo, el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, ha negado que sea hostil contra Grecia. "Puede que interese crear esta idea, pero no es cierto". Fuentes del Ejecutivo luso han remarcado a la prensa del país que Syriza intenta justificarse ante el electorado.

En Moncloa aún no han desmentido la implicación del ministro de Economía en las maniobras "desestabilizadoras" que denuncia Atenas. Al concluir el Eurogrupo, De Guindos dijo, con cierto sarcasmo, que "Grecia se ha dado cuenta que una cosa es predicar y otra, dar trigo".

Tsipras ha arengado a los suyos tras destapar las supuestas conspiraciones de "la derecha" europea. Según él, las críticas que cosechó la canciller alemana, Angela Merkel, dentro de su propio partido son la prueba de "que se han hecho concesiones inaceptables a Grecia". "La troika y el memorándum son historia". "La gente siente que ha recuperado su dignidad perdida y hemos dicho muchos noes a pesar de las insoportables presiones", ha remarcado.

Varufakis piensa un nuevo impuesto

Entretanto el ministro griego de Financis, Yanis Varufakis, prepara el terreno a un impuesto extraordinario. "Si tengo que implantarlo para mantener el equilibrio presupuestario, lo haré". "Será sólo para quienes tiene, no para los que no puedan pagar".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad