De Guindos: “Dormía como un niño, me desvelaba a las dos y lloraba toda la noche”

stop

CONVENCIÓN DEL PP

El ministro de Economía, Luis de Guindos./EFE/Nacho Gallego

01 de febrero de 2014 (19:14 CET)

El PP trata de recomponer sus filas. Busca un gran abrazo colectivo que le permita seguir adelante, con la máxima unidad, después de haber transitado por el infierno. La convención política del PP en Valladolid está sirviendo para eso, para tratar de transmitir confianza, desde la convicción de que lo peor ha pasado.

Pero las amenazas son latentes, no únicamente por el estado de la economía, que sigue frágil, sino por las desavenencias internas, con un partido que acaba de nacer a la derecha del PP, Vox, con miembros tan ilustres e importantes en el pasado más reciente como Alejo Vidal-Quadras, y con bajas como las de Jaime Mayor Oreja.

Por ello es muy significativo que un hombre no identificado con la esencia del PP, como Luis de Guindos, haya destacado lo que, a su juicio, es uno de los valores de España en estos momentos: el disponer de una mayoría absoluta, evidenciando lo mal que lo pasó, hasta el punto de “llorar todas las noches”.

El posible rescate de España

De Guindos, en un diálogo con Esperanza Aguirre, ha protagonizado uno de los momentos más emotivos de la convención. El ministro de Economía ha asegurado que uno de los elementos más importantes para que España no haya sido rescatada, cuando pasaba por una situación de extrema debilidad, en verano de 2012, es que el Gobierno del PP tiene mayoría absoluta.

“Disponer de mayoría absoluta fue una de las causas”, ha asegurado, para que las instituciones europeas se convencieran de que el país podía hacer frente a la situación, aunque fuera con ayudas concretas, como el rescate a la banca, por el que se pusieron a disposición del sistema financiero hasta 100.000 millones de euros, de los que sólo se tomaron 51.000 millones.

Emisiones de deuda sin apenas demanda


El ministro ha concretado algunas situaciones. “Debíamos hacer 48 subastas de 5.000 millones de euros, y, en algunos meses, junio, julio, sólo podíamos subastar 1.500, porque no había más, porque no había más demanda”, ha señalado.
Nadie como él, por tanto, para explicar en qué situación se encontró España en aquel verano de 2012. Tras el rescate financiero se fue mejorando, y en 2013 todo se calmó, gracias a las mágicas palabras del presidente del BCE, Mario Draghi, que aseguró que haría todo lo que fuera necesario.

De Guindos ha explicado que un ministro europeo le preguntó cómo dormía. “Le dije que dormía como un niño, me desvelaba a las 2 de la mañana y el resto de la noche la pasaba llorando”.

El ministro ha recordado que el PP ha puesto en marcha una agenda de reformas que nadie, hasta ahora, había acometido en España.

Aguirre, por su parte, ha incidido en el “conservadurismo” de algunas fuerzas políticas, “los partidos de izquierda y los sindicatos”, que impiden, a su juicio, profundizar en esas reformas “necesarias”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad