Cuentas considera que el AVE es insostenible

stop

Entiende que el actual modelo de financiación de la infraestructura genera "una importante incertidumbre" sobre su futuro debido al elevado endeudamiento

La minisrta Ana Pastor preside la inaguración de la alta velocidad entre A Coruña y Vigo

en A Coruña, 14 de mayo de 2015 (20:09 CET)

No es una postura política, como la de Ciudadanos, sino un análisis económico. El Tribunal de Cuentas considera que el actual modelo de financiación de las líneas del AVE arrojan una "importante incertidumbre sobre la sostenibilidad económica a largo plazo" debido a su "elevado endeudamiento". A cierre de 2013, Adif acumulaba una deuda de 9.142 millones a devolver a partir de 2017.

Cuentas advierte, en este sentido, que la situación se agravará una vez venzan los periodos de carencia de los préstamos que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido a Adif, promotor y gestor de la red ferroviaria, en un informe de fiscalización correspondiente al periodo 2011 a 2013 que fue aprobado en su último pleno.

No es rentable por ningún lado

El organismo realiza una serie de recomendaciones a Adif, pero son peliagudas. Entiende que el canon que cobrará el gestor de infraestructuras a Renfe y a los operadores privados que entren a competir con ella es "insuficiente" para cubrir los costes de mantenimiento de la infraestructura y para "garantizar su sostenibilidad económica".

Por ello, recomienda que se eleve al canon, aunque no directamente. "La futura liberalización del transporte ferroviario se requeriría que entre todos los operadores paguen los costes de mantenimiento de la red, incluyendo los gastos financieros y de amortización", dice el informe. Pero esto parece difícil, pues los operadores privados interesados en competir con Renfe, y la propia operadora pública, ya han demandado una rebaja de las tasas para que el tráfico ferroviario sea rentable.

¿Mensaje a Galicia? 

Cuentas aconseja a Fomento y Adif "introducir el principio de racionalidad en la ejecución del gasto, limitando las inversiones que sean altamente deficitarias". Además, les emplaza a "ajustar mejor las inversiones en infraestructuras a las perspectivas de financiación existentes, priorizando la evaluación socioeconómica de los proyectos que primen la eficiencia en la aplicación de los recursos, no iniciando proyectos no rentables".

[Descargue aquí el informe completo]

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad