Un grupo de voluntarios de Cruz Roja.

Cruz Roja recurre a una empresa piramidal para contratar falsos autónomos

stop

La Cruz Roja recurre a jóvenes contratados en precario para recolectar fondos a puerta fría. Los trabajadores denuncian una estructura de explotación laboral

Madrid, 26 de febrero de 2018 (04:55 CET)

La Cruz Roja española contrata empresas de estructura piramidal para captar a su ejército de jóvenes precarios que van de puerta en puerta buscando donantes para la oenegé.

La oenegé busca a falsos autónomos precarios para levantar los recursos que necesita su estructura, sueldos y gastos operativos no sólo de la Cruz Roja sino también de las empresas contratadas para captar a los donantes.

La Cruz Roja de Madrid busca trabajadores “con buena imagen y pasión por el trato con el público” para convencer a la mayor cantidad de ciudadanos posibles de la necesidad urgente de donar a la Cruz Roja.

La empresa MBA Steel Marketing, una sociedad de captación agresiva de donantes que trabaja para varias oenegés, anuncia con insistencia puestos de trabajo para la Cruz Roja de Madrid con salarios de hasta 1.800 euros al mes. El anuncio es una farsa, según explican trabajadores que han estado recogiendo dinero para la Cruz Roja.

“El anuncio dice que incluye el alta en la Seguridad Social pero luego te das cuenta de que esa cotización te la tienes que pagar tú bajo un régimen de autónomo. También te dicen que tienes horario flexible, pero luego tienes que asistir cuando ellos te dicen y a las horas que te dicen para ir a tocar puertas. Nos obligaron a recibir una charla rápida de cómo darse de alta en el régimen de autónomos por la que nos cobraron 25 euros en la UPTA (el sindicato Unión de Trabajadores Autónomos). Si no, no puedes entrar a trabajar”, explica un extrabajador de la empresa que recaudaba dinero para la Cruz Roja que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

El dueño de la empresa, Abraham Montes, se sube a las mesas para dar charlas a su equipo con una fuerte dosis de motivación. Explica cuál es el discurso que deben usar los comerciales para vender las membresías a la Cruz Roja y promete a los buenos trabajadores posibilidades infinitas de ascenso. “Puedes comenzar como embajador de marca y terminar como gerente”, explica Montes para vender su esquema de ingresos piramidal.

La compañía que trabaja para la Cruz Roja no ha respondido a las llamadas y los correos realizadas por este diario. 

40 euros por donante captado

La compañía, que no publica sus resultados económicos en el Registro Mercantil, tal como exige la ley, sufre una constante deserción por la alta precariedad.

“Están haciendo entrevistas de trabajo en todo momento, porque la gente no aguanta. El trabajo es duro y si no vendes, no cobras. Por cada captación de un donante, cobras 40 euros. El donante da 20 euros al mes, lo que significa que dos meses de su donación van a su captación, sin contar con las comisiones de los jefes de la empresa que van con trajes de tres piezas y con coches Audi. El sistema es completamente piramidal y te dicen que puedes ganar hasta 1.000 euros diarios si logras que un grupo grande capte fondos en tu red”, explica otro de los trabajadores de la empresa.

La Cruz Roja Española explica que todas las empresas que utilizan para la captación de donantes están obligadas a cumplir con los códigos éticos de la Asociación Española de Fundraising. Y asegura que, en el caso de que alguna de las compañías con las que trabaja para la captación de fondos, incumple la normativa laboral, es responsabilidad exclusiva de esta compañía.

La oenegé rechaza cualquier responsabilidad en un sistema de captación de fondos que implica precariedad laboral y un sistema de comisiones piramidal que salpica a terceras empresas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad