Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, está contra las cuerdas tras la difusión de un vídeo en el que aparece robando unas cremas en un Eroski. EFE

Cristina Cifuentes, contra las cuerdas tras su vídeo robando

stop

La publicación de un vídeo de un hurto cometido por Cristina Cifuentes enturbia el futuro político de la presidenta de la Comunidad de Madrid

Economía Digital

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, está contra las cuerdas tras la difusión de un vídeo en el que aparece robando unas cremas en un Eroski. EFE

Barcelona, 25 de abril de 2018 (10:54 CET)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha convocado este miércoles por la mañana a su equipo y su dimisión podría ser cuestión de horas. Pero no por su polémico máster sino por su última polémica en forma de vídeo robando.

Cifuentes estaría a punto de dimitir tras publicarse un vídeo en el que aparece retenida por un vigilante de seguridad tras robar en un hipermercado Eroski. La grabación, teóricamente de 2011 y publicada por Okdiario, muestra a la mandataria madrileña enseñando su bolso al guardia jurado en el almacén de la tienda. 

Según el medio, Cifuentes hurtó dos cremas antiedad de Olay que en total costaban 40 euros. La Policía Nacional no la detuvo por el escaso importe de los artículos sustraídos, pero la seguridad del híper advirtió del suceso a los servicios de seguridad de la Asamblea de Madrid, a escasos metros del establecimiento donde se produjeron los hechos. 

Cristina Cifuentes robó dos cremas por valor de 40 euros en un supermercado Eroski cercano a la Asamblea de Madrid

La revelación precipitará la renuncia de Cifuentes. Según fuentes de su equipo citadas por varios medios, la dirigente popular presentará su dimisión "en cuestión de horas" tras la publicación de la grabación. La continuidad de la presidenta madrileña pendía de un hilo tras conocerse que obtuvo un máster en la Universidad Rey Juan Carlos sin haber entregado el trabajo final.

La voluntad de Cifuentes era resistir salvo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la forzara a dimitir; o Ciudadanos precipitara su caída en la moción de censura prevista para la próxima semana. El nuevo escándalo enturbia la permanencia en el cargo de la dirigente del Paritdo Popular, que cuando hurtó las dos cremas era diputada en la Asamblea de Madrid y meses después fue nombrada delegada del Gobierno en Madrid.

Hemeroteca

PP
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad