El ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá.

Crisis migratoria: Podemos se une a Escrivá en el pulso a Marlaska

La 'solución Escrivá' de derivar a migrantes a centros de acogida de toda España halla el rechazo de Marlaska, Robles y Calviño

Se aviva la crisis migratoria y también la crisis interna del Gobierno. El desfile de ministros en las Islas Canarias continuará la próxima semana, aunque que el desplazamiento de miebmros del Gobierno por el archipiélago no ha servido, hasta ahora, para hallar una solución a la llegada masiva de migrantes en pateras.

Las fuertes desavenencias de criterio entre el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migración, José Luis Escrivá, y el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, no han hecho más que radicalizarse y han acabado partiendo al Gobierno en dos, de tal forma que el resto de ministros se han ido sumando a uno o a otro bando mientras la vicepresidenta Carmen Calvo actúa como presunta árbitro del Gobierno en busca de dar alguna al Ejecutivo. 

"El Gobierno sigue parcheando los problemas sin buscar una solución definitiva", han coincidido en describir tanto la patronal de Canarias, como los sindicatos, los vecinos de la zona y los organismos que trabajan sobre el terreno, todos ellos defraudados con la actuación de los ministros. Este viernes estuvieron en la zona tanto Escrivá como el titular de Transportes, José Luis Ábalos. Pero las posiciones no hacen más que enconarse.

Tal y como desveló Economía Digital, para Escrivá la solución al problema migratorio en Canarias reside en realizar derivaciones de los inmigrantes a la Península. El deseo del ministro sería realizar un registro de todos los migrantes para que, luego, de una manera temporal, puedan distribuirse por los centros de acogida de las distintas comunidades que, según Escrivá, "permanecen relativamente vacíos". 

En este planteamiento está también Unidas Podemos. La formación morada pide la acogida de los migrantes en la Península, pero discrepa de Escrivá en un aspecto, ya que, según Podemos, "no se necesita crear ningún registro nuevo", sino utilizar los "procedimientos ya existentes".

También el PSOE de Canarias apoya la solución Escrivá. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, apoyó este viernes al ministro de Inclusión: "No aceptamos que Canarias se haga cargo del 100% de las personas llegadas a las islas. Es una buena noticia que otras administraciones se comprometan a un reparto solidario", subrayó el socialista en relación al País Vasco y otras provincias que ya se han ofrecido a la acogida. 

Marlaska y los ministros 'más conservadores' ganan

Sin embargo, el criterio del ministro del Interior y la parte más alejada de Podemos del Gobierno es bien distinto. El titular de Interior se escuda en la advertencia de la Comisión Europea asegurando que las derivaciones de los migrantes a la Península podrían causar un "efecto llamada". 

En este bando se sitúan, por ejemplo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, siempre heterodoxa con las órdenes de Bruselas. 

Escrivá tuvo que acudir este viernes a la isla y, en contra de su criterio, anunciar otra medida temporal como es la creación de más sitios de acogidas para 7.000 inmigrantes.

La creación de más campamentos como el del muelle de Arguineguín (Gran Canaria) es algo que el ministro de Inclusión no comparte, pero tuvo que anunciarlo como nueva medida que conforma los planes de su Ministerio para frenar esta crisis. 

"Estamos funcionando en dos fases. La primera de emergencia rápida y la segunda más estable. Vamos a trabajar de forma amplia sobre todo en tres islas que acaparan el 95% de las llegadas. Supondrá el uso fundamentalmente de recursos locales", avanzó Escrivá.

El ministro explicó que "de aquí al final de año contarán con carpas y campamentos para dar una respuesta con 7.000 más para ir desplanzando rápidamente de los hoteles a las carpas, al ser un recurso flexible como opción de emergencia. No aspiramos a tener campamentos y carpas en las islas pero es la solución que podemos contar en estos momentos", dijo Escrivá. 

Calvo intenta disimular el desbarajuste 

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, es la que, según las fuentes conocedoras, está ejerciendo de árbitro entre unos criterios y otros para evitar el desbarajuste interno del Gobierno. 

El presidente Pedro Sánchez puso a Calvo al frente de este equipo intergubernamental, como ya contó Economía Digital, ante la ausencia de un órgano creado 'ad-hoc' para tratar las cuestiones migratorias.

La estrategia de Moncloa se basa, por el momento, en desplegar a sus ministros porla isla para que uno a uno vayan enumerando los planes de sus ministerios para solucionar la crisis migratoria en Canarias. Pero la insastisfacción es rotunda.

"Ministro, no nos falle" 

Hace dos fines de semana y en plena llegada masiva de pateras a la isla, Marslaka acudió para avanzar un plan que incluía el refuerzo de más Policía Nacional y Guardia Civil y más medios para evitar la entrada de estas embarcaciones a las costas españolas. La detención de mafias relacionadas con la explotación de los inmigrantes han aumentado considerablemente, según fuentes policiales. 

Sin embargo, "los refuerzos están tardando en llegar", explican desde la Federación de Empresarios de la Hostelería y el Turismo de Las Palmas. Los empresarios reconocen que algunos se prestaron desde el verano, cuando las llegadas se fueron incrementando, a alojar a los inmigrantes en sus hoteles a la espera de que el Gobierno pusieran una solución al problema. 

"Llevamos meses así y algunos han firmado contratos por una duración de un año. Hasta el momento nos están poniendo parches y no solución el problema real. Van a terminar con la temporada de turismo", señalan a Economía Digital.

Los empresarios desvelan ahora que hasta 17 hoteles siguen acogiendo a más de 5.500 inmigrantes y piden al Ejecutivo su desalojo inmediato para atraer al turismo. 

Una comisión judicial investiga Arguineguín 

Los touroperadores, por su parte, se unen esta semana a las reivindicaciones de la patronal y los sindicatos. Asimismo, desde el Gobierno regional y los cabildos no se explican cómo el Gobierno no actúa haciendo derivaciones a la Península ante el colapso de Arguineguín.

Precisamente, ya han enviado quejas de la Cruz Roja asegurando que en el campamento "no se respeta la distancia entre personal (por el protocolo anti-Covid) y viven todos hacinados", explican estos servicios en la isla. Hasta el muelle se desplazó esta semana una comisión judicial para investigar las denuncias realizadas por Cruz Roja, según informan estos servicios. 

"La situación no hace más que empeorar. Cuando vino Marslaka a la isla le dijimos: Por favor, ministro no nos falle y él nos dijo que estuviésemos tranquilos que no nos fallaría. Ahora estamos decepcionados", señala una alcaldesa del PP, que prefiere no decir su nombre. 

El drama humano ha unido a PP, PSOE y a la mayoría de grupos políticos en la isla en contra del Gobierno. Observan cómo esta semana "se ha producido un desfile de ministros pero ninguno ha solucionado nada", cuentan desde Podemos. 

Escrivá recalcó que "el 90 %" de los 18.348 inmigrantes que han llegado en patera a las islas en lo que va de año "son expulsables a sus países de origen" y aseguró que los traslados a la Península que puede promover su departamento se ciñen exclusivamente a personas en situación de vulnerabilidad.

La próxima semana ya están anunciadas las visitas de Enrique Santiago y otros diputados más de Podemos a la isla, pese a no tener poder al frente del Gobierno para solucionar la situación. "Queremos soluciones, no visitas", reprochan desde la Delegación del Gobierno de Canarias. 

Un artículo de Nuria Val

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad