Dos sanitarios trabajan en la residencia de mayores Os Gozos, en O Pereiro de Aguiar / Brais Lorenzo (EFE)

Covid: los casos en residencias multiplican por cinco la media gallega

Galicia cuenta con más de 2.000 casos activos por cada 100.000 usuarios de residencias, cinco veces más que la incidencia acumulada en toda la comunidad

Las residencias de ancianos de Galicia vuelven a convertirse en uno de los puntos calientes de la gestión de la segunda ola. La Xunta de Galicia ha intervenido un total de seis centros de mayores durante una segunda ola que las golpea a sus usuarios hasta cinco veces más fuerte que al resto de habitantes de la comunidad.

Y es que, según los datos aportados por la Consellería de Sanidade este jueves, Galicia cuenta en estos momentos con un total de 433 casos activos entre usuarios de unas residencias gallegas que suman un total de 21.179 plazas. De esta modo, los centros de mayores de la comunidad cuentan con una media de 2.106 casos activos por cada 100.000 usuarios, una proporción que multiplica por cinco a la registrada en el conjunto de Galicia.

La comunidad contaba este viernes con 9.554 casos activos (315 menos que la jornada anterior) sobre una población total de 2,7 millones de habitantes, lo que arroja una proporción de 354 casos por cada 100.000 habitantes y una tasa de incidencia acumulada a 14 días que el Ministerio de Sanidad cifra en 316 casos por cada 100.000 habitantes.

Casi la mitad de las muertes totales

El balance epidemiológico en las residencias gallegas no se puede comparar con el del resto de España, ya que Sanidad no desglosa cuántos de los casos activos se corresponden a estos centros, aunque las cifras se antojan similares.

Y es que el 55,36% de los 40.105 fallecidos que Sanidad ha notificado en toda España desde el estallido de la pandemia están relacionados con las residencias de mayores, un porcentaje que incluso supera al 43,49% de Galicia. De las 1.039 víctimas mortales por Covid-19 que Sanidade notificó hasta este jueves, un total de 447 (el 43% del total) se corresponden a centros de mayores. La cifra es casi idéntica a la registrada durante la primera ola de la pandemia, que causó 619 muertes, de las cuales 274 eran usuarios de estos centros (43%). 

Este descenso respecto a la primera ola es inferior al que se registra en el conjunto de España. Si las muertes en residencias representaban el 67% del total entre los meses de marzo y junio, este porcentaje se reduce hasta el 34,6% en el conjunto estatal. 

A vueltas con su cierre

La situación de las residencias ha reabierto el debate sobre si estas deben cerrarse o no durante esta segunda ola. En este punto, la Xunta ha apostado por mantener el régimen de visitas de familiares por la importancia que estas tienen para sus usuarios a nivel emocional. 

Es por ello que el Gobierno gallego ha optado por restringir las salidas al exterior de los usuarios de residencias en lugar de prohibir las visitas a los centros, pues desde la Xunta entienden que es "el entorno más controlado". "En el exterior no sabemos lo que puede pasar", argumentó la conselleira de Política Social, Fabiola García, durante una entrevista la semana pasada en la que advertía: “No se pueden blindar al 100%, no son bunkers".

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad