Fernando González Laxe durante una presentación del Foro Económico de Galicia | EFE

Consumo interno y exportaciones, cara y cruz de la economía gallega

El Foro Económico de Galicia defiende las subidas de los salarios y las pensiones para impulsar un consumo interno que supla el frenazo exportador

Galicia cerró 2018 creciendo más que la media estatal por tercer ejercicio consecutivo. El repunte del PIB de un 2,8%, tres décimas que en el conjunto del país se produjo pese al invierno demográfico que mengua la fuerza laboral de la comunidad y pese a un comercio exterior que fue uno de los salvavidas durante la crisis, pero que comienza a mostrar síntomas de agotamiento.

Ese es el diagnóstico que realiza el Foro Económico de Galicia en su último informe de coyuntura, presentado este jueves. A "diferencia de los trimestres anteriores ha sido la demanda interna" el motor del crecimiento al tirar de la "inversión y el consumo privado", según argumentó el expresidente de la Xunta y coordinador del informe, Fernando González Laxe, durante la presentación del informe.

El coordinador del Foro Económico de Galicia ha defendido que buena parte de esta tendencia se explica por los incrementos salariales y por las mejoras en las pensiones (especialmente las más bajas), que se acordaron el año pasado. “Las llamadas alarmistas del Banco de España no tenían sentido, se equivocaron, el consumo privado nace por un incremento de los ingresos de los hogares", subraya González Laxe, que concluye que “la subida de salarios o de pensiones” no ha “frenado” la economía, sino que ha permitido “mantenerla”.

Sin recesión a la vista

Pese al impulso del consumo interno, la economía gallega creció el año pasado cuatro décimas menos que en 2017. Sobre este punto, el Foro Económico de Galicia aprecia una “desaceleración suave”, pero descarta cualquier riesgo de recesión.

González Laxe también arremetió contra el Banco de España por este punto. Según el expresidente de la Xunta, la institución presidida por Pablo Hernández de Cos "se equivocó" al anunciar un frenazo de la economía, una actitud que ha tachado de "beligerante".

De cara al futuro, el Foro advierte de que el escenario de un Parlamento dividido tras las elecciones del 28 de abril podría dejar sin abordar algunas de las reformas estructurales más urgentes. Así, alerta de que una “fragmentación muy elevada", como vaticinan las encuestes, impediría "mayorías amplias".

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad