Conde Roa reconoce su deuda con Hacienda pero niega que sea un delito 

stop

El alcalde de Santiago rechaza dimitir, algo que ya pide toda la oposición 

Gerardo Conde Roa

09 de abril de 2012 (22:29 CET)

Las aguas no bajan tranquilas en el PP gallego. El caso del supuesto fraude a Hacienda por parte del alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, le ha costado un quebradero de cabeza adicional al presidente de la Xunta y líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo. Este lunes, Conde Roa reconoció su deuda con el fisco pero negó haber cometido ningún delito.

El regidor compostelano argumentó que “siempre” ofreció la información requerida por las autoridades. Descarta dimitir y asegura que pagará “a plazos pactados” con la Agencia Tributaria.

La Fiscalía presentó una querella contra el alcalde de Santiago por fraude fiscal tras una denuncia de la Agencia Tributaria por no haber pagado 291.000 euros en concepto de IVA por la venta, en 2010, de 61 viviendas construidas por su promotora, Geslander Proyectos de Edificación.

“Una cosa es la existencia de una deuda tributaria, al igual que pueden tener miles de ciudadanos españoles y ahora mucho más teniendo en cuenta la crisis, y otra es que haya fraude, entendiendo por ello la ocultación deliberada de datos que vaya en perjuicio de la hacienda pública”, argumenta el mandatario local.

“A pecho descubierto, como José Tomás”


Conde Roa no solo no piensa dimitir, como piden los grupos de la oposición, sino que en su comparecencia pública se jactó de su buen talante a la hora de acudir a las reclamaciones del Ministerio Fiscal. “A ver cuánta gente hay que se ponga delante de Hacienda a pecho descubierto, como José Tomás, cogiendo su ticket y pidiendo vez pese a ser una personalidad pública que conoce desde el vigilante jurado hasta el último trabajador de la oficina”, reflexionó.

“Es una deuda reconocida que he intentado pagar y que se me dijo que no podía hacerlo hasta que finalizase el expediente”, declaró ante los medios. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad