Conde Roa está "encantado" de declarar como imputado

stop

La jueza llama a declarar al exalcalde de Santiago mientras Currás se rodea de fieles en el concello

El exalcalde de Santiago de Copostela, Gerardo Conde Roa

23 de febrero de 2013 (15:59 CET)

Al ex alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, no le ha molestado sumar una nueva imputación a su cuenta. Según su abogado, Ramón Sabín, está “muy tranquilo” y “encantado” de poder prestar declaración en el juzgado. La juez instructora, Pilar de Lara, lo citó allí el próximo 4 de marzo como imputado en el marco de la denominada Operación Manga, segunda fase de la Pokémon.

La noticia no fue una sorpresa. Hace una semana el domicilio de Conde Roa fue registrado por los agentes de Vigilancia Aduanera, que recogieron varias cajas de documentos relacionados con la investigación. El mismo día del registro, fue detenido su ex asesor Ángel Espadas. La jueza lo envió a prisión tras prestar declaración.

"Vamos a salir de dudas y saber exactamente qué pasa y por qué se registra su domicilio", ha manifestado el abogado, mostrando su convicción de que la declaración ante la jueza permitirá a Conde Roa evidenciar "su inocencia".

La división tras la dimisión

En la Operación Manga también se vio envuelto el concejal de Seguridad y Tráfico, Albino Vázquez. Imputado por un supuesto delito de cohecho, revelación de información privilegiada y tráfico de influencias, renunció a su cargo en el concello, sumando un nuevo problema a la agitada corporación municipal.

El alcalde, Ángel Currás, sobre el que pesan también dos imputaciones, ha puesto en marcha la remodelación de su Gobierno, rodeándose de personas de confianza. Los populares de Santiago siguen divididos tras la dimisión de Conde Roa entre partidarios del que fue sus substituto, Currás, y de Paula Prado, que salió del grupo municipal para convertirse en la portavoz del PPdeG.

Las dos últimas salidas han permitido a Currás rodearse de concejales afines en la reestructuración del equipo de gobierno. Así, Reyes Leis incorporará a su área de Economía, las competencias de Empleo; María Pardo además de encargarse de Desarrollo Urbano Sostible, será la portavoz del Gobierno local en sustitución de Paula Prado; y Francisco Noya será el tercer teniente de alcalde y se encargará de la concejalía de Participación Cidadá. Currás ha negado que “se premie o se penalice” a concejales, aunque lo cierto es que salen reforzados los cargos más cercanos al alcalde.

De ‘Pokemon’ a ‘Manga’


La llegada de Conde Roa a la cabeza del Ayuntamiento puso fin a 24 años de hegemonía del PSdeG en el gobierno municipal. Sin embargo, la estrenada legislatura del PP fue turbulenta desde sus inicios por la fuerte personalidad del nuevo alcalde, y acabó descompuesta por los procesos judiciales.

Conde Roa, que insultó a un técnico de iluminación tras asistir a la ópera y expresó la “especial repugnancia” que le produce el cómico Leo Bassi, salió de la alcaldía. El motivo fue su imputación por un supuesto fraude fiscal derivado del impago a Hacienda de más de 291.000 euros, correspondientes al IVA de la venta de viviendas por parte de Geslander, su empresa promotora.

Lo substituyó Ángel Currás, que apenas cumplida el medio año desde que ocupara la alcaldía, fue imputado en el marco de la Operación Pokémon. Alcalde y ex alcalde comparten otro proceso judicial. Una jueza de la capital gallega abrió diligencias contra ellos tras la denuncia de un agente de la policía local al que el concello expedientó. Se les imputan supuestos delitos de prevaricación y acoso moral.

Doble tensión

La situación del concello compostelano ha provocado una doble reacción. En primer lugar, dentro del propio PPdeG. Núñez Feijóo tuvo que sacar el bastón de mando y llamar al orden en el partido. "Quien crea que fomentando la división va a tener el apoyo del partido o de su presidente, se equivoca”, llegó a decir en referencia a las discrepancias en el grupo de gobierno en Santiago. "Es perfectamente posible opinar y discrepar, pero no anteponer las diferencias entre distintos miembros de un gobierno a los intereses generales", apostilló.

La oposición al PPdeG también ha criticado con dureza la situación que vive el Consistorio, pero, en su caso, por los repetidos procesos judiciales. Este sábado, tras conocerse la imputación de Conde Roa en la Operación Manga, el diputado socialista Méndez Romeu, tachó de “esperpéntica” la imagen del concello. "La ciudad está sin Gobierno y la administración local está paralizada porque los altos funcionarios no se atreven a tomar decisiones", ha reprobado el socialista, quien ha reclamado a Feijóo que dé "una explicación" como presidente gallego y responsable máximo de su partido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad