Concellos con el plan de ajuste devuelto acusan a la Xunta de retrasarse en sus pagos

stop

El alcalde popular de A Lama, asegura que al cerrar el Ejecutivo sus presupuestos en septiembre cortó los pagos municipales

31 de mayo de 2012 (21:00 CET)


Esta semana, la Xunta alertó de que varios concellos gallegos están al borde de la suspensión de pagos. Puso el ejemplo de Foz y Ponteareas, además de Os Blancos que ya ha pedido directamente la intervención de la Xunta. Sin embargo, son muchos más a los que el Ministerio de Hacienda les ha devuelto sus planes de ajuste: Dodro, Coristanco, A Lama... Algunos de ellos empiezan a reivindicar que una de las culpables de sus malos números es la propia Xunta de Galicia, por retrasarse en sus pagos.

El primero en hablar ha sido el alcalde de A Lama, en Pontevedra, Jorge Canda, quien atribuyó las deudas de su ayuntamiento a que la Administración cerró el ejercicio presupuestario en septiembre con lo que cortó los pagos a los municipios. Un hecho, que esta semana fue denunciado por el PSOE y posteriormente admitido por el Gobierno gallego, quien justificó que lo hizo para ajustarse a los objetivos de déficit.

Retrasos en pagos de 120.000 euros

Canda, regidor de A Lama por el PP, asegura que en su caso la Xunta se retrasó en el pago de unos 118.000 euros de “cooperación” en materia de vivienda. Un programa con el que contrató a 11 obreros para trabajar todo el año pasado y cuyo pago la Xunta “no afrontó hasta marzo de 2012”.

“Y había o que pagar nóminas o pagar facturas”, expuso, para reivindicar que en su concello “todos los trabajadores cobran y seguirán cobrando al día”.

“Si la Xunta me mandase antes lo que me debía, yo podría pagar mucho, muchas facturas”, aseveró Canda, quien explicó que, en los 17 años que lleva de alcalde “nunca tuvo deuda”.

La Xunta contraataca

A Lama tiene una deuda que asciende a 250.000 euros, una cantidad pequeña si se compara con la que ostenta el ayuntamiento de Os Blancos, con que sobrepasa los tres millones de euros.

Las palabras de Canda, alcalde dentro de las filas del PP, no han gustada nada en la Administración gallega, que ha manifestado que A Lama recibió pagos el año pasado por importe de 291.000 euros en el último trimestre del año. A mayores, asegura no tener constancia de ningún compromiso de pago desatendido con este municipio.

Forcarei

La situación no es única. Según denuncian desde el PSOE, más concellos se encuentran en esta situación derivada de los supuestos retrasos de la Xunta en los pagos. Es el caso, por ejemplo, de otro municipio pontevedrés, Forcarei, donde también gobierna el PP.

Socialistas de esta ayuntamiento han manifestado los problemas de pago que están teniendo a causa de los retrasos de la Xunta el pasado año derivado de cerrar el ejercicio en septiembre.

Denuncias del PSOE

La diputada María José Caride asegura que su grupo ya ha pedido que se facilite una relación de los ayuntamientos a los que se les quedaron partidas por pagar después de septiembre del pasado año.

“Nosotros lo que hemos constatado es que a la altura de septiembre se dio orden de no abonar más pagos a no ser de los capítulos uno y dos de personal".

“La Xunta tan sólo dejó su presupuesto vigente durante nueve meses y a partir de entonces, echaron la llave y pasaron el cerrojo para que las facturas se quedasen en los cajones de las empresas”, dice la exconselleira socialista. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad