Concello y Puerto de A Coruña se tiran los adoquines a la cabeza

stop

Marea Atlántica planta a la Autoridad Portuaria dos veces en el mismo día y la acusa de obrar en A Mariña sin licencia; el Puerto paraliza la apertura al público de uno de los tramos y carga contra el edil de Regeneración Urbana

Xiao Varela, concelleiro de Rexenarión Urbana y Enrique Losada, presidente de la Autoridad Portuaria

en A Coruña, 15 de agosto de 2015 (02:57 CET)

Se podría haber resuelto con una llamada telefónica, pero en lugar de eso, Concello y Autoridad Portuaria se enredaron una vez más en una guerra de comunicados insólita en la ciudad herculina, que deja como balance la paralización en la apertura al público de un nuevo tramo en A Mariña y eleva al punto de máxima tensión las relaciones entre ambas instituciones.

En realidad, la reunión que mantuvieron Xulio Ferreiro y el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, fue bien, cordial, con las discrepancias que ya se conocían desde que Marea Atlántica hizo público su programa, pero sin llegar a las manos. Con Xiao Varela, el edil de Regeneración Urbana, la situación es más peliaguda. En el Puerto no entienden por qué "toma decisiones y emite opiniones" sin esperar a conocer la postura de la Autoridad Portuaria. Pero lejos de calmar las aguas, el equipo de Enrique Losada responde a cada comunicado.

Este viernes se cruzaron cuatro para intentar explicar por qué el último tramo de A Mariña acabado no se abrió al público cuando estaba previsto hacerlo. La principal discrepancia se produce porque el Concello no tiene constancia de que las obras efectuadas tuviesen licencia municipal. El Puerto dice que no es necesaria y que, en todo caso, ya fue otorgada por el Gobierno del popular Carlos Negreira.

Dos plantones en el mismo día

Además de una batalla insólita, la de las instituciones coruñesas es una disputa prolongada. Comenzó por la desafección de los muelles para urbanizarlos y financiar el Puerto Exterior, siguió por las filtraciones del túnel de O Parrote y, este viernes, comenzó por la mañana y duró hasta última hora de la tarde.

El Concello se negó a asumir responsabilidades sobre el nuevo tramo de A Mariña. Debía recepcionar las obras, lo que implica su disposición a hacerse cargo de la gestión del tráfico, alumbrado, limpieza, etc, en el espacio. Pero Xiao Varela dijo no. Alegó que no había constancia de que las obras tuviesen licencia municipal, que le fue requerida el 4 de agosto a la Autoridad Portuaria, e instó al Puerto a abrir el espacio al público igualmente.

El Puerto calificó el hecho de "inexplicable" y decidió dos cosas: mantener el acceso a la zona vallado y pedir una reunión por la tarde con el Concello. No hubo respuesta. El Gobierno municipal los plantó por segunda vez en el mismo día.

Lío normativo

Fue entonces cuando cada uno explicó su postura y reproches. Marea Atlántica sostiene que los convenios firmados por el Gobierno anterior así como las adendas no evitan la necesidad de una licencia para las obras, simplemente dan permiso al Puerto para licitar y adjudicar la actuación.

Y recuerda que los terrenos de A Mariña "están excluídos del dominio público portuario desde 1.999", cuando se aprobó el plan de utilización de espacios portuarios. Es decir, son de titularidad municipal. Por último, el Concello ofrece diálogo "dentro de la legalidad" e insta al Puerto a retirar las vallas "como ya hizo en otros tramos". "De la organización del tráfico y demás cuestiones ya se encargará el Concello", concluye el Gobierno municipal, que amenaza con ordenar desde el Consistorio la apertura del espacio.

El Puerto se defiende

Por su parte, la Autoridad Portuaria sostiene que la mayoría de los terrenos pertenecen al dominio público portuario por lo que, según la Ley de Puertos del Estado, no están sometidos al control municipal preventivo. Añade además que el Ayuntamiento es co-promotor de las obras (Marea Atlántica lo niega y dice que sólo las financia) y que el 27 de marzo de 2014, en la segunda adenda del convenio, se especifica:

"El Ayuntamiento de A Coruña manifiesta que la propuesta de actuación se ajusta a la planificación urbanística de la zona y las directrices municipales para la urbanización de dicho ámbito, autorizando a la Autoridad Portuaria para su desarrollo y ejecución".

Finalmente, carga contra Xiao Varela por solicitar el pasado 30 de julio "autorización para instalar elementos de sombra en la zona de juegos infantiles, sin mencionar tampoco la necesidad de licencia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad