El socio de Mediapro, Jaume Roures (i), y el Presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas (d), en una imagen de archivo. EFE

Competencia rompe la pinza de Roures y Tebas para encarecer el fútbol

stop

El regulador prohíbe a la Liga subastar de forma conjunta los derechos del fútbol para segar el monopolio de Mediapro

El socio de Mediapro, Jaume Roures (i), y el Presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas (d), en una imagen de archivo. EFE

en Madrid, 25 de abril de 2018 (06:12 CET)

Diametralmente opuestos en lo personal, a Jaume Roures y Javier Tebas el negocio del fútbol les hermana. Marxista (dice) el fundador de Mediapro; de extrema derecha (reconoce) el presidente de La Liga, ambos van de la mano en la subasta de los derechos de televisión del deporte rey. Tanto que Competencia ha tenido que intervenir para evitar que los pliegos convirtieran el concurso para las temporadas 2019/2020, 2020/2021 y 2021/2022 en un simple atajo hacia el monopolio.

El informe previo elaborado por la competición dividía las posibilidades de emisión en tres opciones: un partido en abierto y las semifinales de la Copa del Rey; el ‘partidazo’ de la jornada; y los ocho partidos restantes de cada fecha junto con el resto de encuentros de la Copa a excepción de la final.

Sin embargo, Tebas se guardaba un as bajo la manga: de existir algún comprador interesado, el segundo y el tercer lote se ponían a la venta de manera conjunta. La medida sirve como barrera de acceso ante algunas empresas que no puedan o quieran hacerse con el total del paquete y concentra el poder en una sola adjudicataria.

El concurso de los derechos del fútbol puede incumplir la normativa de competencia

Y aquí es donde entran Roures y Mediapro. Actualmente ya emite el encuentro en abierto a través de Gol Televisión. También son suyos ocho partidos por jornada, comercializados a través de Bein Sports en Movistar+Orange VodafoneSólo se le escapa el ‘partidazo’, en manos de Movistar.

Con las bases del nuevo concurso, el gigante de los derechos televisivos podría hacerse con el monopolio del fútbol español. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) así lo cree y alerta que el actual formato “incumple el artículo 4.4 del Real Decreto-ley 5/2015” o lo que es lo mismo: “puede dar lugar a un incumplimiento de la normativa de competencia”.

No obstante, Roures tiene experiencia en sortear barreras como la de Competencia. "Sólo hace falta mirar la venta de los derechos de la ChampionsLeague, están divididos en varios paquetes pero el 100% han sido adquiridos por Mediapro", contextualizan fuentes del sector. Así, la prohibición no será definitiva para los planes de Mediapro.

Las dudas sobre la rentabilidad de los derechos del fúbol

Antes de los derechos de La Liga, sobre la mesa está la venta de la emisión de la Champions League hasta la temporada 2020/2021. Mediapro los adquirió a la UEFA por 1.000 millones y ahora los operadores que deben comprarlos dudan de su rentabilidad. De hecho, sólo Movistar y Orange presentaron ofertas --a la baja-- para conseguirlos.

Mientras, dudan sobre la rentabilidad del deporte rey. El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilà, denunció la "exuberancia y exceso" de los derechos televisivos durante la presentación de los resultados de la compañía en 2017. Su homólogo en Orange España, Laurent Paillassot, también lamentó la inflación de los costes.

El primer ejecutivo de Vodafone en España, Antonio Coimbra, completó el abanico de críticas y admitió en el Mobile World Congress que, si no cambia el modelo actual, no le salen "las cuentas" con el fútbol.