Cómo se verían los políticos españoles en Los Simpson

stop

El ilustrador César Fernández se imagina cómo quedarían los principales representantes políticos españoles si pasaran por el popular dibujo animado

José María Aznar, Carles Puigdemont, Pablo Iglesias y Mariano Rajoy en estilo Simpson. / BuzzFeed

Barcelona, 31 de marzo de 2016 (17:46 CET)

"Si no apareces en Los Simpson, no has triunfado en tu carrera". El dicho no es nuevo, ya lleva varias décadas, y es que en sus 27 años de existencia (sin contar los cortos aparecidos previamente en El Show de Tracey Ullman), por Springfield han pasado actores, deportistas, músicos, políticos y toda clase de famosos.

Claro, casi todos son de Estados Unidos, y en menor proporción, de Gran Bretaña o Francia. Y de España, casi nada: solo Plácido Domingo, y en algún capítulo, Bart y Homer viajan a Barcelona, pero poco más. Hubo un retrato de Matt Groening, el creador de la serie, al cocinero Ferran Adrià, pero se realizó para la portada "Comer para pensar. Pensar para comer", pero eso no salió en la serie.

Como quizás un político de estas tierras jamás salga en algún capítulo de Los Simpson, el ilustrador César Fernández imitó para BuzzFeed el estilo de los personajes de Springfield y retrató a los principales dirigentes españoles. Y estos son los resultados

 https://galicia.economiadigital.es/uploads/s1/56/79/02/inmobiliario-venta-pisos-marzo-2016-pisos-en-construccion-71925.jpg?t=1459438763

José María Aznar y Mariano Rajoy

El expresidente de Gobierno José María Aznar luce sus abdominales y una sombra del bigote que fue su sello de identidad durante tantos años. Con el rostro adusto, serio, se lo presenta con la forma más práctica (pero menos elegante) de exhibir su fabuloso estado físico: en calzoncillos.

En tanto, Mariano Rajoy aparece cansado, con los hombros caídos, con una expresión de tristeza que quizás provenga de la impotencia por haber triunfado en las últimas elecciones y no poder ser investido presidente.

https://galicia.economiadigital.es/uploads/s1/56/79/02/inmobiliario-venta-pisos-marzo-2016-pisos-en-construccion-71925.jpg?t=1459438763

Felipe González y Pedro Sánchez

En las filas del PSOE cambian las tornas: Felipe González se muestra con poca vitalidad, con una barriga en estado creciente y con una postura encorvada. Algo desprolijo, viste un sencillo jersey marrón con un pantalón a tono.

Pero Pedro Sánchez, a criterio de César Fernández, parece un ganador aunque no haya ganado nada. El secretario general socialista viste su típico traje azul con corbata roja, y su postura erguida, se combina con la misma sonrisa impostada que siempre exhibe el actor Troy McClure .

https://galicia.economiadigital.es/uploads/s1/56/79/02/2016%2F05%2Finmobiliario-venta-pisos-marzo-2016-pisos-en-construccion-71925.jpg?t=1459438763
Albert Rivera y Pablo Iglesias

Serio, contenido, el dirigente de Ciudadanos apenas tiene rasgos que pudieran diferenciarlo de una persona anónima. Su traje es anodino, la expresión también es vacía y sin gracia, y a lo sumo, el único punto que lo destaca es la corbata de tono naranja que va a tono con el color de su agrupación.

Pablo Iglesias era fácil de ilustrar: con su típica coleta y una barba desprolija, se lo muestra con una camisa de color morado suave y unas zapatillas sencillas. La actitud desgarbada también es un reflejo de la postura que tiene el representante de Podemos en la vida real.

 

https://galicia.economiadigital.es/uploads/s1/56/79/26/world-trade-center-bcn-85980.jpg?t=1459439059 

Manuela Carmena y Carles Puigdemont 

La alcaldesa de Madrid no sale demasiado favorecida: se la dibuja desaliñada, con una sencilla chaqueta con una falda y unos zapatos con poca gracia. Su actitud es la típica de la persona que tiene que encargarse de dar continuas explicaciones, sobre todo por las acciones de sus subordinados.

El presidente del gobierno catalán muestra una sonrisa leve, como si ya se estuviera acostumbrando al cargo., y con una postura relajada. Como rasgo distintivo, luce su peinado estilo Beatle y las gafas cuadriculadas que han facilitado el trabajo a tantos humoristas, como Andreu Buenafuente, para imitarlo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad