Un grupo de personas escogen sus papeletas para votar en el colegio electoral Ausiàs March, del barrio de Les Corts de Barcelona. /EFE/Alberto Estévez

Comienza el escrutinio del 21-D sin sondeos a pie de urna

stop

El Grupo Godó es el único que se atreve a lanzar una encuesta propia al cierre de los colegios electorales: Ciudadanos ganaría pero el independentismo sumaría

Economía Digital

Un grupo de personas escogen sus papeletas para votar en el colegio electoral Ausiàs March, del barrio de Les Corts de Barcelona. /EFE/Alberto Estévez

en Barcelona, 21 de diciembre de 2017 (20:19 CET)

Cierran los colegios electorales y empieza el escrutinio. El resultado es tan incierto –ERC y Cs se disputaban la victoria durante la campaña– que, contra lo que es tradicional, ninguna televisión se ha atrevido a hacer encuestas a pie de urna por el temor a hacer el ridículo. Sus pronósticos suelen estar muy alejados de la realidad, especialmente en elecciones complejas como las de este 21-D.

Esta vez, ninguna televisión ha emitido este tipo de sondeos al cierre de los colegios electorales. Los únicos que han difundido una prospección demoscópica han sido los medios del Grupo Godó La Vanguardia, RAC1 y 8TV–. Sin embargo, no se trata de una encuesta a pie de urna efectuada directamente a los votantes, sino de un sondeo telefónico realizado durante varios días.

Pese a la trascendencia de estas elecciones, tanto TV3 como TVE descartaron encargar una encuesta a pie de urna. Siempre la emitían a las 20.00 horas, en el momento del cierre de los colegios. Era uno de los clímax de la noche electoral. Desde la catalana TV3 argumentan dos motivos para liquidar este tipo de encuesta: su elevado coste, para lo poco que duran –en menos de una hora empiezan a llegar los primeros datos de escrutinio– y su escaso acierto.

Encuestas a pie de urna: ninguna televisión las encargó para el 21-D por el temor a hacer el ridículo

Televisió de Cataluña se excusa en que no está dispuesta a asumir su precio –pese a que tan sólo cuesta 70.000 euros– en un momento en que la Agencia Tributaria les reclama importes por la deducción del IVA del 2015 al 2017 que ascienden a cerca de 147 millones de euros.

En realidad, las televisiones temen hacer el ridículo con sus encuestas a pie de urna. Así ocurrió en las elecciones generales del 26-J de 2016. Un sondeo de Sigma Dos avanzó unos resultados muy alejados de la realidad. Anunciaron el sorpasso de Podemos sobre el PSOE, al atorgar entre 91 y 95 escaños a la formación de Pablo Iglesias, mientras que el socialista Pedro Sánchez se quedaba entre 81 y 85. Al final, el PSOE adelantó claramente a Podemos. TV3 se planteó entonces no pagar el contrato o bien introducir cláusulas por si fallaban estrepitosamente.

La última encuesta

La encuesta del Grupo Godó que ha difundido al cierre de los colegios electorales ha sido elaborada por GAD3 a partir de 3.200 entrevistas telefónicas. Estas se han realizado durante toda la campaña electoral hasta las 19.00 horas de este jueves. Queda por ver qué tipo de encuesta se acerca más a la realidad. La duda se resolverá a última hora de este jueves cuando se difundan los resultados oficiales basados en el escrutinio de los votos de los 2.680 colegios electorales de Cataluña.

El resultado de la encuesta sigue la tónica de las de los últimos días, con un empate técnico entre Cs y ERC. Arrimadas obtendría entre 34 y 37 escaños y ERC entre 34 y 36. Ganaría, pues, Ciudadanos, pero el independentismo tendría muchos números de lograr la mayoría absoluta con entre 28 y 29 escaños para JPC y entre 5 y 6 para la CUP. El PSC tendría entre 18 y 20 y el PP entre 3 y 5. Los comuns obtendrían entre 7 y 8. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad