Ciudadanos sentencia a los críticos: "Ya deberían estar expulsados"

stop

El secretario de organización, Fran Hervías, condiciona la continuidad de "unos 30" afiliados a que depongan su actitud y garantiza que en las listas a la Xunta no habrá puestos 'a dedo'

Fran Hervías, secretario de organización de Ciudadanos / EFE

en A Coruña, 22 de mayo de 2016 (01:10 CET)

El secretario de organización de Ciudadanos, Fran Hervías, llegó a Galicia con la exigencia de pacificar la revuelta interna y disciplinar al grupo de críticos que brotaron en A Coruña al calor de la exclusión de Antonio Rodríguez como cabeza de lista para las generales por "no cumplir las expectativas" como diputado de la formación naranja.

Fue tensa la asamblea de afiliados celebrada este sábado en Santiago, a la que acudieron unas 250 personas y en la que se ordenó apagar los móviles para que nadie pudiera grabar nada. "Todos han entendido el cambio de cabeza de lista, han entendido que se hace respetando los estatutos y la mayoría de afiliados está de acuerdo con el relevo", zanjó Hervías en declaraciones a Economía Digital tras el encuentro, cuando cifró en unas 25 o 30 personas el bloque crítico que "está haciendo ruido" por la enmienda a las listas.

"Estas personas ya deberían estar expulsadas. No obstante, no vamos a abrir ningún expediente, no voy a tomar ninguna medida disciplinaria por el momento", señaló el secretario de organización, matizando que si persisten en su actitud, apareciendo en los medios para criticar al partido, "habrá que tomar medidas".

La indignación de los críticos

El bloque disidente de la férrea disciplina de Ciudadanos, que ha visto por primera vez como una crisis interna en Galicia estallaba ante los medios de comunicación, tiene como rostros visibles a los coordinadores de las agrupaciones de A Coruña, Ames, Oleiros, Cambre y Culleredo, que se posicionaron en rueda de prensa contra el relevo en el número uno de las listas al Congreso. Hay más  rebeldes, algunos en otra provincia clave, Pontevedra.

El pulso no es solo contra la decisión de apartar a Antonio Rodríguez, sino también contra el delegado gallego, Juan José Chouza, y contra la dirección estatal, por ignorar a las bases y operar a su antojo, a lo que los críticos añaden los defectos de mentir, de presionar a los afiliados por formar grupos de trabajo y ser proactivos, y dañar la imagen de Rodríguez.

El incendio se percibe en las páginas de periódico y también en las redes sociales.



Empieza el parte de bajas

A los coordinadores de estas agrupaciones les fue vetado el acceso a los canales de comunicación interna del partido, según Hervías, por hacer un mal uso de estas herramientas, que habrían sido utilizadas para difundir opiniones personales. Ciudadanos toma la decisión de restringirles el acceso "por las quejas de otros afiliados", dice el número tres del partido de Albert Rivera.

Y vetados siguen. No se restaurará ese servicio a los coordinadores, que lo necesitarían para ejercer sus funciones, si continúan con la actitud crítica actual. No se espera otra cosa. La dirección de Ciudadanos ha ratificado su decisión de colocar a José Canedo en el número uno de la lista y los críticos ya han llegado demasiado lejos para volver al carril que marca la cúpula. Ninguno de ellos moverá un dedo para hacer campaña por Canedo. Todo indica que el desenlace será la expulsión.

Patricia Pertierra, la coordinadora de A Coruña, ya ha anunciado que dejará el partido en los próximos días.

Las primarias a la Xunta

Durante la asamblea de afiliados se planteó la cuestión de si se le había ofrecido a Antonio Rodríguez el segundo puesto en la lista para las elecciones autonómicas. Si fue así, supondría otro golpe a las primarias de Ciudadanos, en ese modelo mixto utilizado actualmente de designar unos candidatos a dedo y someter a los apoyos de la militancia al resto. En el relato del ex diputado, fue el número dos de Rivera, José Manuel Villegas quien le hizo la propuesta.

"Ahí no entro. No lo sé. Me sorprendería que fuera así. Yo puedo hablar de que le propuse ser el número dos para las elecciones generales porque no consideraba que estuviese capacitado para liderar la candidatura, pero sí para trabajar con un equipo", explicó Hervías a este medio.

- ¿Se van a celebrar primarias para elegir los candidatos a la Xunta?

F.H. Por supuesto. Como está marcado en las estatutos

- ¿Primarias para todos los puestos o habrá personas designadas por la dirección?

F.H. No, no. Lo de Antonio fue una medida excepcional (...).

- ¿Si hubiese que confeccionar hoy las listas a las elecciones autonómicas estarían integradas sólo por personas elegidas en primarias?

F.H. Sí, claro.

Apoyo a la dirección gallega

Hervías ratificó su apoyo a Juan José Chouza, el delegado de Ciudadanos en Galicia y la persona sobre la que volcaron buena parte de sus reproches los críticos del partido. "No es una decisión que haya tomado él en ningún momento, es una decisión de la dirección de Ciudadanos ratificada por el consejo general", apunta el secretario de organización respecto al relevo de Antonio Rodríguez.

En relación a la designación de María Rey, que también ha levantado ampollas en Vigo, Hervías señala que es un caso totalmente distinto debido a que en la provincia, en primer término, nadie consiguió los avales suficientes y Antonio Lara, el que fuera designado candidato, renunció por "motivos profesionales". Hervías afirma que le escribió un correo electrónico explicando los motivos de su renuncia.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad