Ciudadanos se quitará de encima al PP esta misma tarde

stop

Girauta afirma que el pacto sólo comprometía a su partido para esta sesión de investidura, algo que tiene "su lógica"

Ismael García Villarejo

Albert Rivera, y el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales, el martes pasado / EFE/J. J. Guillén
Albert Rivera, y el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, durante la sesión constitutiva de las Cortes Generales, el martes pasado / EFE/J. J. Guillén

Madrid, 02 de septiembre de 2016 (19:00 CET)

El acuerdo de investidura que Ciudadanos y Partido Popular (PP) firmaron para apoyar un gobierno de Mariano Rajoy dejará de estar en vigor hoy, "en términos estrictos", si fracasa el candidato popular, como todo parece indicar. La segunda sesión del debate ha empezado a las 19:00 horas con las votaciones programadas para las 20:05 horas.

Según ha explicado el portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, el acuerdo decaerá esta tarde, salvo sorpresas. Tiene su "lógica", ha precisado, porque comprometía a ambas partes solo para esta sesión de investidura y así quedó reflejado en el propio documento.

Además --ha señalado--, cuando la persona propuesta por el rey para formar gobierno, no lo consigue, hay que proponer a otro candidato y, por tanto, el acuerdo no tiene por qué mantenerse.

Los líderes del PP, Mariano Rajoy, y Ciudadanos, Albert Rivera, firmaron un pacto de investidura el pasado 28 de agosto: "150 compromisos para mejorar España", que incluye más de 220 medidas.

González quita presión a Sánchez

Aunque Ciudadanos está dispuesto a liberarse del PP a partir de este viernes, no aclara si apoyaría una alternativa liderada por el secretario general socialista, Pedro Sánchez. El PSOE, a través de su portavoz, Antonio Hernando, considera "muy poco probable la posibilidad" de que su jefe dé el paso.

De todos modos, el ex presidente del Gobierno, Felipe González, quita presión sobre su sucesor. Afirma ahora que el problema "es Rajoy", no Sánchez. Sus declaraciones podrían calmar a los barones socialistas, al menos unos días.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad