Ciudadanos se convierte en UPyD 

stop

El partido de Albert Rivera afronta el reto de sobrevivir en Galicia tras el fracaso electoral, que lo deja fuera del Parlamento 

Albert Rivera y la candidata de Ciudadanos a la Xunta, Cristina Losada

en A Coruña, 26 de septiembre de 2016 (00:06 CET)

Ni en A Coruña ni en Pontevedra. Ciudadanos claudica en su intento de entrar en el Parlamento gallego. La solidez de Núñez Feijóo y la apelación de los populares al voto útil, estrategia que tan bien funcionó a Mariano Rajoy, ha acabado con las esperanzas de Cristina Losada.

La candidata llegó como paracaídista a Galicia, seleccionada por el equipo de Albert Rivera, que prefirió un fichaje estrella con dificultades para hablar en gallego a someter la candidatura a unas primarias entre la militancia, desmovilizada por las batallas internas, por el divorcio con la dirección gallega y por el intervencionismo de los primeros espada de Ciudadanos desde Madrid.

El futuro de Losada, sin escaño, es tan incierto como el de la propia formación en Galicia, que afronta cuatro años sin presencia en el Parlamento y con el parco poder que alcanzó tras las municipales de 2015.

Los ingredientes para una tormenta perfefecta

Las últimas citas electorales dejan demasiada tierra quemada para transitar tanto tiempo por el limbo. Las agrupaciones de A Coruña, Vigo, Ames, Cambre, Culleredo u Oleiros, fueron descabezadas antes de las pasadas elecciones generales.

Una corriente de los militantes está claramente enfrentada a la dirección de Juan José Chouza, delegado de Ciudadanos en Galicia, que tiene en José Canedo, número uno por A Coruña en las últimas generales, y a Carlos Vázquez, subdelegado en Ourense, sus principales apoyos.
Fueron estos ingredientes, sumados a una campaña dirigida desde fuera de Galicia y a una enrarecida confección de las listas, los que desmovilizaron a la militancia.

El efecto UPyD

Rivera, Hervías y Villegas debatirán ahora si dar un nuevo golpe de timón a la estructura en la comunidad para no seguir el mismo camino que UPyD, formación que logró cierto éxito en España y transitó en la irrelevancia política en Galicia.

Por la propia génesis de la organización, es previsible que el futuro del partido en Galicia esté muy vinculado a lo bien que le vayan las cosas a Rivera en Madrid. Pero el partido exige suturas para que la fuga de votos no traiga aparejada una fuga de militantes.

Los resultados

Ciudadanos cierra sus primeras autonómicas en Galicia con 48.000 papeletas. No alcanza el 3,4% en Pontevedra y en A Coruña, las dos plazas donde aspiraba a conseguir representación, y ni siquiera llega al 3% en Lugo y Ourense.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad