El portavoz del grupo de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, en el Parlament. EFE/Toni Albir

Ciudadanos reclama la presidencia del Parlament como premio de consolación

stop

Ciudadanos quiere presidir el Parlament después de constatar su falta de apoyos para formar gobierno

en Barcelona, 28 de diciembre de 2017 (15:45 CET)

Ciudadanos busca el apoyo de distintas fuerzas catalanas para hacerse con la presidencia del Parlament. Es un premio de consolación: la formación liderada por Inés Arrimadas ganó las elecciones del 21-D pero no obtuvo la suficiente fuerza para formar gobierno, y lo sabe, por lo que la cámara catalana sería para Cs, que no tiene ningún alcalde en Cataluña, la manera de entrar en las instituciones catalanas.

No lo tendrá nada fácil. Sus aspiraciones chocan frontalmente con las del bloque independentista. ERC, JPC y CUP también han iniciado contactos para que Carme Forcadell vuelva a presidir la cámara catalana.

Ciudadanos renuncia a formar gobierno pero sí quiere la presidencia del Parlament

Ciudadanos, por su parte, aspira además a aumentar su peso en dicho órgano, donde hasta ahora solo tenía como única cara visible al vicepresidente segundo de la Mesa, José María Espejo-Saavedra. El portavoz parlamentario del partido naranja, Carlos Carrizosa, ha señalado este jueves en una entrevista a Catalunya Ràdio que sería Espejo-Saavedra el candidato para presidir la Mesa.

Asimismo, también ha remarcado que quieren "una Mesa que responda a la composición del Parlament, teniendo en cuenta que Cs es la fuerza más votada y con más escaños".

La distribución que se baraja es de dos miembros para Ciudadanos, dos para JPC y dos para ERC. Mientras, el PSC (con 17 escaños) podría tener el séptimo y último miembro, en detrimento de CEPC (8 escaños), CUP y PP (4), que se quedarían sin representación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad