Ciudadanos arranca en Galicia con la mitad de sus afiliados en A Coruña

stop

El partido creará su sede central en Santiago y comenzará a desarrollar el próximo año una estructura que le permita llegar a los 134 municipios gallegos

Rubén Rodríguez

Javier Chouza, a la derecha, al lado de Carlos Carrizosa. A la izquierda de la imagen, Benito Iglesias, secretario de Ciudadanos Ourense, y Laureano Bermejo
Javier Chouza, a la derecha, al lado de Carlos Carrizosa. A la izquierda de la imagen, Benito Iglesias, secretario de Ciudadanos Ourense, y Laureano Bermejo

en A Coruña, 21 de agosto de 2015 (21:23 CET)

Ciudadanos echa a andar en Galicia. Parece una contradicción porque la formación que lidera Albert Rivera ya logró 12 concejales en las últimas elecciones municipales, pero lo cierto es que la estructura gallega estaba entonces por crear. Es la fuerza de los nuevos partidos, o la debilidad de los tradicionales. Este jueves se celebró un encuentro clave con los afiliados, ediles y dirigentes del partido en el hotel AC de A Coruña en el que Fran Hervias, secretario de organización, y Carlos Carrizosa, subsecretario de organización municipal, comprometieron la extensión de la 'red' de Ciudadanos por Galicia en 2016, con el objetivo de llegar a los 134 municipios.

En realidad, la hoja de ruta no dista nada del modelo que estableció la cúpula del partido. Se crea el comité territorial, que tendrá su sede en Santiago, si las previsiones no fallan, a vuelta de vacaciones. La cabeza visible será el delegado territorial, Javier Chouza. En cada capital de provincia estarán los subcomités territoriales, cada uno con su subdelegado. Y en cada Concello la agrupación local del partido. El comité gallego lo conformarán los coordinadores de cada subcomité, que recogen las demandas de las distintas agrupaciones locales de su área de influencia. En el partido destacan que esta estructura rompe con las 'varonías', figura de enorme arraigo en la política gallega, desde Baltar a Cacharro.

A Coruña a la cabeza

Como sucedió en toda España, Ciudadanos se ha nutrido en Galicia de militantes de otros partidos, en especial de PP y de partidos independientes, aunque también del PSOE. Chouza destaca, en todo caso, que de los más de 700 afiliados que tienen en la comunidad hay una gran parte sin militancia previa a ningún grupo político.

El mayor empuje del partido se está produciendo en A Coruña, donde consigue más de la mitad de sus afiliados, en torno a 360. Allí consiguieron el apoyo, o cuando menos muestras de afinidad, del ex alcalde Francisco Vázquez y mantuvieron conversaciones con Unión Coruñesa para lograr una alianza que finalmente "no cuajó", zanja Chouza.

El control de Rivera

Aunque se sabe que el discurso no variará demasiado del que mantiene el partido a nivel estatal, el programa y el candidato a la Xunta están por decidir. Respecto al primer punto, Ciudadanos establece un programa marco en el que posteriormente se incluyen las particularidades de cada territorio. En el caso de Galicia implicarían, por ejemplo, medidas específicas para el sector lácteo o la pesca.

El candidato al Gobierno gallego se puede elegir a través de primarias o puede ser propuesto por el propio comité ejecutivo, que también se reserva la última palabra a la hora de cambiar nombres y posiciones en las listas. Albert Rivera mantiene siempre el control.

300 en un hotel

Al encuentro interno de este jueves acudieron los responsables del partido en Galicia, los ediles y un buen número de afiliados, hasta alcanzar las 300 personas. Chouza espera que en septiembre la organización comience a activarse en la tarea de establecer su sede central y la de los subcomités territoriales: "Está todo preparado para ello".

El delegado de Ciudadanos en Galicia ha rechazado que exista un sector crítico en la formación y matiza que son personas que están fuera del partido las que han hecho públicas sus quejas. "Se ha dado a entender que los críticos no fueron invitados al acto cuando en realidad están fuera del partido. Sí que hubo expulsiones, documentadas y con informes, porque hay gente que está intentando dinamitar el partido a todos los niveles, también a nivel español", explica.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad