Beatriz Pino y Albert Rivera en un acto de campaña en Vigo

Feijóo y Caballero, pendientes de la reconstrucción de Ciudadanos

La formación naranja está otra vez en crisis en la antesala de unas elecciones gallegas mientras Feijóo y Caballero pelean por atraer a sus votantes

La constitución de la gestora que debe andar el camino hasta la reconstrucción de Ciudadanos mantiene a Beatriz Pino, la que fuera elegida diputada por Pontevedra en la investidura fallida, en el grupo de notables del partido, como responsable adjunta de comunicación. Será una de las voces importantes para la previsible reconstrucción que acometerá la formación naranja también en Galicia, tras perder 121.000 votos en las elecciones generales. El futuro de Fran Hervías, el secretario de organización dimitido, definirá también la solidez de las estructuras territoriales que ayudó a construir, incluida la que capitanea Laureano Bermejo en Galicia.

Además de Beatriz Pino, que mantiene una buena relación con Bermejo, de la crisis abierta antes y después de la salida de Albert Rivera pueden salir reforzados quienes obtuvieron buenos resultados en las elecciones municipales, como es la edil por A Coruña, Mónica Martínez, o el concejal pontevedrés, Goyo Revenga. Son las dos provincias que tuvo entre ceja y ceja la última dirección de Ciudadanos debido a la dificultad de obtener representantes por Ourense y Lugo.

La opa de Feijóo

Sin candidato claro para pelear por la Xunta, la solidez de Ciudadanos es clave para las próximas elecciones. Alberto Núñez Feijóo ha lanzado una opa al partido cuando aseguró que “cabía dentro del PP”. Al presidente del Gobierno gallego le interesan sus votantes mucho más que sus altos mandos, pero no fue capaz de atraerlos en las últimas generales. De las 121.000 papeletas que se dejó Ciudadanos en los comicios, el PP apenas recuperó 20.000.

Lejos de la mayoría absoluta si se repitieran los resultados, a Feijóo, que no confirmó todavía su candidatura, le interesa mucho más la posibilidad de fraguar una alianza con la formación naranja que con Vox. “Nunca pensaré que el PP vaya a depender de los extremos y de los independentistas. Porque, si alguna vez así fuera, yo tendría que pedir la baja”, dijo el líder de los populares gallegos en un acto con Novas Xeracións en Santiago. El centrismo de Feijóo tiene el defecto de no taponar la fuga de votantes de ultraderecha que se están yendo al partido de Santiago Abascal, pero puede que le permita pescar en los caladeros de PSOE y Ciudadanos mejor que a Pablo Casado

La abstención gana en la crisis de Ciudadanos

Los números dicen que un gran número de votantes de Ciudadanos en Galicia se fue a la abstención. El PSOE perdió apoyos respecto a la primera edición de las elecciones generales, mientras que las subidas del PP y de Vox fueron escasas en comparación con el batacazo de los de Albert Rivera. Entre los dos consiguieron 57.000 papeletas más que en abril, lejos de las 121.000 que perdió Ciudadanos.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad