El exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, en el centro, a su llegada a la Audiencia Nacional el 6 de octubre. /EFE

Cinco demandas contra los Mossos por espionaje político

stop

Los querellantes alegan que los Mossos d'Esquadra espiaron y siguieron ilegalmente a líderes contrarios al independentismo

Economía Digital

El exmayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, en el centro, a su llegada a la Audiencia Nacional el 6 de octubre. /EFE

Barcelona, 28 de enero de 2018 (11:20 CET)

Los juzgados barceloneses han recibido ya cinco querellas de afectados por el presunto espionaje político que realizaron los Mossos d'Esquadra alrededor del proceso independentista. Prevaricación, malversación de fondos públicos, obstrucción a la justicia y revelación de secretos son algunos de los delitos por los que acusan al cuerpo policial catalán.

Los denunciantes son Josep Ramon Bosch (el presidente de la Societat Civil Catalana), el abogado José María Fuster-Fabra, la asociación Barcelona con la Selección, David José (el secretario general del Sindicato de Policías de Cataluña) y su pareja.

El diario ABC informa de que los querellantes exigen que se revisen los supuestos actos de espionaje de los Mossos de forma paralela a la investigación que la jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, realiza acerca del referéndum del 1-O.

También reclaman a los juzgados que citen a los agentes de la policía catalana que realizaron los supuestos seguimientos y escuchas ilegales. Las denuncias están pendientes de admisión.

Los Mossos iban a quemar los documentos en la víspera de la destitución de Carles Puigdemont

La investigación nace de los documentos que los Mossos iban a quemar el 26 de octubre, antes de que el Parlamento declarase la independencia y de que el Gobierno de Mariano Rajoy destituyera a Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Ese día, la Policía Nacional incautó a los Mossos en el momento en el que llevaban una serie de documentos a una incineradora en Sant Adrià de Besòs. Los archivos que los Mossos iban a quemar revelaban seguimientos a políticos y líderes sociales constitucionalistas.

Los Mossos niegan que tuvieran la intención de incinerar información relacionada al referéndum ilegal y al proceso independentista, pero los denunciantes demandan que se investigue si hubo seguimientos sin autorización a personas contrarias al secesionismo.

Denuncias por inacción

Los juzgados catalanes investigan 14 denuncias por presunta pasividad de los Mossos ante la consulta del 1-O, que se suman a las que instruyen la Audiencia Nacional y el TSJC por el papel del cuerpo policial en el referéndum. 

Además, los juzgados catalanes mantienen causas abiertas para investigar al menos 319 denuncias por lesiones durante las cargas policiales del 1 de octubre. El juzgado de instrucción número 4 de Amposta (Tarragona) decidió declarar como investigados a cinco agentes de la Guardia Civil por los mismos hechos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad