Cierran un obrador que elaboraba masa para churros entre raticida y heces de roedor

stop

El local clandestino, ubicado en Pontevedra, no cumplía los requisitos de salubridad y albergaba una veintena de bolsas de basura grandes

en A Coruña, 10 de diciembre de 2015 (19:51 CET)

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y los inspectores del Servicio de Control de Riscos Ambientais de la Consellería de Sanidade han procedido a levantar acta y clausurar un obrador clandestino en Pontevedra por contravenir la Ley para la defensa de la calidad alimentaria.

Tras varias semanas investigando el local, en el que supuestamente se elaboraban churros para su distribución y venta en establecimientos de la ciudad, los miembros del operativo decidieron realizar una inspección del obrador en la que constataron la presencia de raticida y heces de roedores en la mesa de elaboración de la masa de churros.

Insalubridad

Además, pudieron certificar que el local no cumplía los requisitos de salubridad y albergaba una veintena de bolsas de basura grandes. También, que en un arcón congelador había alimentos caducados, fundamentalmente carnes y embutidos, que posiblemente era conservados para su venta ambulante.

Por todos estos motivos, los miembros del Seprona y de Sanidade obligaron al obrador clandestino a suspender su actividad de inmediato por trabajar "sin ningún tipo de control sanitario, industrial y fiscal", interviniéndole todos los productos que incumplían las exigencias sanitarias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad