Cespa y Eiriña se suman a Vendex en la red de supuestos contratos irregulares

stop

Entre los detenidos en la 'Operación Patos' se encuentra el gerente en Galicia de la filial de Ferrovial, grupo ya implicado en otra trama en Catalunya

Agentes de Policía y uno de los detenidos en el registro de la sede de Cespa en Compostela | EFE

18 de febrero de 2014 (23:19 CET)

La Pokemon no será la última de las macroinvestigaciones relacionadas con la corrupción en Galicia. Mientras en los últimos días, tanto PP como PSOE sobrellevaban que varios de sus dirigentes en el mundo municipal apareciesen señalados en el sumario de la trama que investiga la jueza Pilar de Lara sobre concesiones irregulares y tráfico de influencias, el mazo ha vuelto a caer con fuerza.

Un nuevo caso, la Operación Patos, que parte de un juzgado vigués, parece dispuesta a destapar una trama de similares características relacionadas con adjudicaciones irregulares de servicios. De momento, tan sólo a lo largo del martes se detuvieron a cinco personas y se realizaron 17 registros, diez de ellos en organismos públicos. Al igual que en el caso de la Pokemon la empresa multiservicios Vendex se encuentra en el centro de la trama, en este caso semeja que una de las principales compañías a investigar es Cespa, filial del grupo Ferrovial. No es la primera vez que se relaciona a una empresa de Rafael del Pino en un caso de implicaciones con el tráfico de influencias.

Los negocios de Ferrovial

En Catalunya, Ferrovial ya fue relacionada con el caso Palau, una trama que, supuestamente, sirvió para financiar de forma irregular a CDC, la formación política del presidente Artur Mas. Un auto judicial hecho público el julio pasado, indicaba que el partido recibió de Ferrovial “pago de comisiones por obra pública adjudicada”. Las mordidas se habrían recibido bajo el encubrimiento de donaciones por concepto de patrocinio a la fundación Palau de la Música Catalana. Un extremo, no obstante, que la compañía niega.

En Galicia, el número de detenidos de la Operación Patos podría aumentar. Entre ellos se encuentra el concejal de Obras de Nigrán, el popular José Álvarez Valverde. Se le imputan supuestos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental. Entre los otros cuatro arrestados figura el gerente de Cespa en Galicia, que responde a las iniciales A.C.G., y un técnico a su cargo.

Un constructor padre de una concejala


Otro de los detenidos es Enrique Alonso Pais, padre de la concejala del PP de Vigo Alexia Alonso. Figura como administrador, bien con carácter único o solidario de la constructora Eiriña así como otras empresas de su entramado: Enalvi Intermediación Medioambiental SL, Inversiones Patos SL, y Reciclaje y Gestión Medioambiental SL. Todas excepto Patos comparten sede social en el polígono vigués de Navia. Junto con Cespa es otras de las empresas sobre las que parece pivotar la trama. Habría realizado encargos para el concello de Pontevedra, en la avenida de Lugo y San Clara, además de patrocinar una carroza en la cabalgata de Reyes.

Eiriña SL se fundó en Pontevedra en 1973 enfocada hacia la obra pública y posteriormente abarcó también la privada. Su capital social, tras una ampliación en diciembre del pasado año, es de 150.000 euros

En casi todos los registros se buscó documentación sobre contratos de Cespa, la empresa filial de Ferrovial. Según su web, es un compañía con más de 40 años de experiencia en la gestión integral del residuos y servicios ambientales a las ciudades. Actualmente, es "la empresa líder en España en la gestión de residuos y el mantenimiento de las zonas verdes y se encuentra entre las tres primeras empresas del sector de recogida de residuos sólidos urbanos".

Cespa, una empresa muy conocida en Galicia

En Galicia, el grupo trabaja en los principales ayuntamientos de la comunidad. En A Coruña y su área de influencia, donde de momento no se han producido registros, lleva la concesión del servicio de recogida de basuras. También resultó adjudicataria de la automatización de la planta de clasificación de envases ligeros del complejo mediambiental de Sogama en Cerceda, y explota una planta de residuos voluminosos. Además, es accionista de Sogarisa, la Sociedad Gallega de Residuos Industriales, cuyo centro integral de gestión de residuos está en As Somozas. En muchos de los concellos y otros organismos donde se han practicado registros, lleva a cabo servicios urbanos, que incluyen actividades de limpieza y mantenimiento de espacios públicos, como jardinería.

Colaboración

La empresa envió un escueto comunicado en la que asegura que, en caso que se confirme que alguno de sus trabajadores “no ha respetado escrupulosamente las normas internas”, será apartado. De momento, Ferrovial tira balones fuera. El grupo de los Del Pino explica que adquirió Cespa en 2003, empresa que integró dentro de su filial de servicios públicos. El gerente detenido, según apunta, se incorporó a la compañía hace unos años procedente de otro sector profesional.

A cierre de 2012, Cespa, Compañía Española de Servicios Públicos Auxiliares, con sede social en Barcelona, registró unos beneficios derivados de su actividad en toda España de 57.272.000 euros, frente a los 23,9 millones de un año antes. El importe neto de la cifra de negocios fue de 520,8 millones. El grupo está participado al 99,99% por Ferrovial Servicios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad