Rafael Catalá durante su comparecencia en la comisión sobre el accidente de Angrois en el Congreso / E.P.

Catalá dice que la alta velocidad en Angrois era “un eslogan”

El ex ministro de Justicia asegura que no hay “ninguna declaración formal” de Fomento que culpara al maquinista del accidente

El ex secretario de Infraestructuras del Ministerio de Fomento y ex ministro de Justicia, Rafael Catalá, compareció este lunes en la comisión de investigación del Congreso sobre el accidente de Angrois para mantener las tesis que ya defendía durante su etapa en el departamento que dirige actualmente José Luis Ábalos. Para Catalá, ni Fomento señaló al maquinista como único culpable del siniestro en el que fallecieron 80 personas ni el descarrilamiento se produjo en una línea de alta velocidad.

La diputada de En Marea, Alexandra Fernández, mostró al ex ministro las notas de prensa y la revista de Adif, además de la resolución de Fomento en el BOE, en la que se califica a la línea entre Ourense y Santiago como alta velocidad. Sin embargo, Catalá consideró que eran solamente eslóganes: “Expertos les han explicado en esta comisión que significa alta velocidad. Usted lo asocia con un eslogan publicitario, ellos con un sistema, un conjunto de piezas como el tren, la vía, el sistema de seguridad o la formación del maquinista. En este caso, parece que no concurrían por las decisiones técnicas que tomaron”, resolvió el ex ministro de Justicia.

El exministro se amparó en el criterio de los técnicos respecto a la línea para justificar sus declaraciones después del accidente, cuando estaba en juego un macrocontrato de alta velocidad en Brasil por el que competía un consorcio español integrado por las empresas que participaron en la construcción de la línea entre Ourense y Santiago.

No hubo voluntad de acusar al maquinista

Catalá también rechazó que desde Fomento se intentara señalar al maquinista como el único culpable del accidente. “No creo que pueda encontrarse ninguna declaración formal de responsables del departamento que cargue contra el maquinista. Hemos mantenido siempre el máximo respeto a la investigación judicial y a la investigación técnica, nunca quisimos anticipar causas. No creo que con rigor intelectual se pueda decir eso. No creo que se pueda encontrar ninguna declaración veraz y cierta del Ministerio que traslade la responsabilidad al maquinista”, insistió.

Después del siniestro, el entonces responsable de Adif, Gonzalo Ferré, y el de Renfe, Gómez-Pomar, en una comparecencia en el Congreso, y el propio Catalá, en declaraciones a los medios de comunicación, apuntaron al exceso de velocidad y al "despiste" del conductor como causa del siniestro.  En este sentido, el ex secretario de Infraestructuras dijo desconocer quien había filtrado a los medios de comunicación la grabación cortada del maquinista en la que reconocía el exceso de velocidad.

Nunca presionó a las víctimas

Catalá también negó que presionara a las víctimas para que no hablasen mal de Fomento y de Renfe. Replicaba así a la lectura del diputado de ERC de unas declaraciones de la exdiputada del PP y víctima del accidente, Teresa Gómez-Limón, acusando a Catalá de llamarla cuando acababa de salir de la UVI para que no hablara mal de Renfe.

El exministro de Justicia dijo que le dolieron especialmente aquellas declaraciones y negó la mayor: “Las llamadas que tuvimos con afectados fueron de solidaridad y apoyo. Les preguntábamos cómo podíamos hacer para ayudarlos. Nada más lejos de mi intención que presionar a nadie, son declaraciones inciertas. Hablé con ella para transmitirle mi solidaridad, mi apoyo y mi cercanía”, zanjó.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad